Murió Marko Feingold, el sobreviviente más viejo del Holocausto

Murió Marko Feingold, el sobreviviente más viejo del Holocausto - Marko Max Feingold. Foto de Archivo / EFE
Marko Max Feingold. Foto de Archivo / EFE

Marko Feingold sobrevivió a torturas y maltratos en diversos campos de exterminio nazi hasta que fue liberado en 1945 por tropas estadounidenses

Marko Max Feingold era con 106 años de edad el sobreviviente más viejo del Holocausto, pero este jueves murió, informó el diario Kurier de Austria, donde vivía el hombre.

El presidente de la comunidad judía de Salzburgo nació el 28 de mayo de 1913 en un poblado de Eslovaquia. Vivió desde su temprana infancia en Viena, donde fue al colegio y donde se formó como empleado comercial.

Tras la anexión nazi de Austria, huyó a Praga, donde fue detenido por la Gestapo en mayo de 1939 y deportado a una serie de campos de exterminio, a cuyas torturas y maltratos sobrevivió de forma milagrosa.

Marko Feingold. Foto de @celebrity.death.news
Marko Feingold. Foto de @celebrity.death.news

En 1941, en plena Segunda Guerra Mundial, Feingold fue deportado desde el campo de exterminio de Auschwitz a otros tres campos en Alemania, primero a Neuengamme, luego a Dachau y finalmente a Buchenwald, donde fue liberado en abril de 1945 por tropas estadounidenses.

Por una casualidad, el sobreviviente que había perdido a todos su parientes en el Holocausto, se instaló ese mismo año en la ciudad de Salzburgo, a unos 300 kilómetros al este de Viena.

Allí acabó viviendo el resto de su vida, siempre muy ligado a la diminuta comunidad judía local, que presidió hasta su muerte.

En los primeros años de la postguerra, participó activamente en la evacuación clandestina de decenas de miles de refugiados judíos, en su camino desde Europa central hacia Palestina, luego Israel.

Desde su jubilación en 1977, Marko Feingold dio cientos de conferencias, sobre todo en colegios, para hablar sobre el judaísmo, contra el antisemitismo y para explicar sus vivencias en el Holocausto, además de ser muy activo en el diálogo interreligioso.

“La historia, también la más oscura y más inhumana, se puede repetir”, era una de sus advertencias para las futuras generaciones, recuerda el diario Kurier.

Por su activismo a favor de la reconciliación, Feingold recibió una serie de condecoraciones oficiales del Estado austríaco y del estado federado de Salzburgo.

Con información de EFE

holocaustoMarko Feingoldmueresobreviviente

Menú de accesibilidad