Murillo acusa injerencia de CNN en Español y justifica salida del aire del canal en Nicaragua
CNN. Foto de EFE

La vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, dijo que la cadena internacional de noticias CNN en Español fue bloqueada en el país centroamericano por cometer “injerencia extranjera“.

Murillo, esposa del presidente Daniel Ortega, declaró a través de medios oficiales que la emisión de CNN en Español fue bloqueada el pasado miércoles en Nicaragua, después de 25 años, bajo el argumento que violó la controvertida Ley de Seguridad Soberana, aprobada en 2015.

“La misma Ley define como amenazas a la seguridad soberana todo acto de injerencia extranjera en los asuntos nacionales, así como cualquier acto o actividad ilícita que atente contra el desarrollo integral de la persona, la familia y la comunidad”, señaló la primera dama, sin especificar cuál o cuáles contenidos de CNN en Español habrían violado esa norma.

El bloqueo de las emisiones de CNN en Español, que tenía 25 años de transmitir en Nicaragua, se produjo a partir de las 22.07 de la noche del miércoles, hora local nicaragüense (04.07 GMT del jueves), y fue ejecutado por el Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor).

Telcor, ente regulador, alegó que “se ha constatado que el contenido transmitido por el Canal CNN en Español, a través de la red de televisión por suscripción de su representada, contraviene, vulnera y lesiona las normas jurídicas”.

Pese a las críticas a nivel nacional e internacional, Murillo defendió la decisión y aseguró que Telcor actuó conforme la legislación nicaragüense.

“Está obligado Telcor a velar por la protección, defensa y preservación de los principios, derechos y garantías establecidos en la Constitución Política y demás leyes sobre la materia”, indicó la vicepresidenta.

“Queríamos referirnos al tema y dejar claro que la soberanía nacional no se discute, se defiende, y es lo que estamos haciendo todos los días”, resaltó la primera dama.

Nicaragua atraviesa una crisis política y social desde abril de 2018, que se ha acentuado tras las controvertidas elecciones generales del pasado 7 de noviembre, en las que Ortega fue reelegido para un quinto mandato, cuarto consecutivo y segundo junto con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta, con sus principales contendientes en prisión.

En esta última etapa de gobierno, Ortega ha cerrado al menos 51 medios de comunicación, incluyendo 23 en agosto pasado, la mayoría propiedad de la Iglesia católica, así como 15 espacios informativos, y ha confiscado diferentes medios de comunicación, incluyendo La Prensa, el diario más antiguo e influyente del país.

Con información de EFE