Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Adelantan refuerzo policial para contener violencia y pandemia en Miami Beach

Adelantan refuerzo policial para contener violencia y pandemia en Miami Beach - Foto de EFE
Foto de EFE

Con la llegada de estudiantes y delincuentes a Miami Beach durante el "Spring Break", las autoridades locales luchan para contener la violencia y la pandemia

Con la llegada masiva de estudiantes y maleantes a Miami Beach durante el “Spring Break” o receso de primavera, las autoridades luchan para contener la violencia y la pandemia, aunque con pocas herramientas tras la orden del gobernador de Florida, Ron DeSantis, de prohibir multas contra infractores por COVID-19.

Los refuerzos de la Policía del condado de Miami-Dade que estaban previstos para el fin de semana ya están operativos para controlar los desmanes, especialmente en el Distrito Art Déco, en South Beach, el extremo sur de la isla de Miami Beach, durante este receso primaveral universitario.

Además este apoyo a los 400 oficiales de policía de Miami Beach, la institución contempla incluso el cierre de uno de los principales viaductos que une a la isla con la ciudad de Miami para así controlar las muchedumbres.

El cierre de MacArthur Causeway es una opción si el tamaño de la multitud se vuelve demasiado grande, aunque solo se hará como último recurso”, precisó este miércoles a Efe Ernesto Rodríguez, portavoz de la Policía de Miami Beach.

Numerosos arrestos y quejas de los residentes de Miami Beach

Detalló que entre el 3 de febrero y el 14 de marzo pasados se han contabilizado unos 900 arrestos, 332 con cargos criminales, y se han decomisado 78 armas de fuego, cifras que solo se actualizan cada lunes.

Indicó que la mitad de los detenidos no viven en Florida, y unos 250 arrestos involucraron consumo público de drogas, mientras que otros 111 son por consumo de alcohol en sitios prohibidos.

Los residentes y habituales deportistas que corren o montan bicicleta a lo largo del bulevar de la playa se han quejado ante los medios de los desmanes que se verifican durante el día en esta zona.

Se quejan del exceso de bullicio, el consumo público de drogas en pequeñas botellas y de bailes indecentes encima de los capós de los vehículos en un distrito que quiere se más conocido por su arte y cultura.

Tenemos que acabar con esto y reemplazarlo con un verdadero distrito cultural Art Déco. El distrito de entretenimiento debe desaparecer”, manifestó en un discurso el alcalde de Miami Beach, Dan Gelber.

Durante la noche el ambiente se ha vuelto más violento, con disturbios, peleas y reportes de tiroteos casi a diario.

Así, la noche del lunes la policía acudió a South Beach tras llamadas por un incidente armado, y minutos después un joven residente de Florida fue hallado muerto con una herida de bala a unas cuadras del lugar.

La Policía, que investiga si ambos hechos están conectados, identificó al extinto como Suwaye Amadou, de 27 años.

“Es un suceso terrible”, dijo el jefe de policía de Miami Beach, Richard Clements.

Agregó que están tratando de controlar el comportamiento de las multitudes “dentro de lo razonable”.

La noche del martes, en otro incidente, un hombre fue llevado al Jackson Memorial Hospital después de que se le disparara el arma y se hiriera accidentalmente en la pierna.

Delincuentes confundidos entre estudiantes

Rodríguez, el portavoz policial, sin embargo dijo a Efe que no cree que los violentos sean los estudiantes, sino otras personas de otros estados que estuvieron en cuarentena por un año y ahora están aprovechando las vacaciones masivas del receso del Spring Break en el sur de Florida.

Antes los disturbios y la mala fama que se está ganando Miami Beach, muchos de los estudiantes han preferido vacacionar en Fort Lauderdale, a unos 42 kilómetros al norte de Miami.

Entre tanto, el alcalde Gelber ha mostrado su frustración no solo por la indisciplina y violencia de las masas, que en su mayoría hace caso omiso de la normas contra la covid-19, sino por las directiva del gobernador DeSantis que prohíbe a las ciudades castigos para estos infractores en medio de la pandemia.

Gelber dijo que la situación es “muy peligrosa” y puede desencadenar una explosión de casos con las variantes más contagiosas.

Cerca de dos millones de personas se han contagiado de COVID-19 en Florida desde marzo de 2020, más de 33 mil de ellas han muerto, en su mayoría en el condado de Miami-Dade, que registra cinco mil 688 decesos.

Por ahora, la ciudad planea cerrar los estacionamientos en el llamado Distrito de Entretenimiento a partir de las 20:00 h local para tratar de reducir el desorden por la noche en lo que resta del receso estudiantil de primavera.

Con información de EFE

floridamiami beachPolicía de Miami Beachpoliciasrefuerzos
Menú de accesibilidad