Melania Trump, primera dama estadounidense, reapareció este lunes en un evento luego de que desde hace 24 días no se le veía en público.

La esposa del presidente acompañó al magnate en la Casa Blanca durante una recepción para las familias Gold Star, quienes perdieron a sus seres queridos en el servicio militar.

El evento fue cerrado a los medios de comunicación, como suele ser el caso de esta recepción anual.

Pese a que no se permitieron cámaras de medios en la recepción, una periodista de  Daily Caller, Jena Greene, se le permitió ingresar y compartió un video de los Trump mientras ingresaban a una sala abarrotada.

Greene citó al presidente diciendo que su esposa tuvo “un pequeño problema” recientemente, pero que no se perdería la recepción. Agregó que Trump bromeó sobre la especulación de los medios con respecto a la reciente ausencia de la primera dama y los rumores sobre su ruptura, pero afirmó que eso no estaba sucediendo .

La última vez que la primera dama apareció en público fue el 10 de mayo, cuando ella y Trump recibieron a tres estadounidenses que fueron liberados tras permanecer detenidos en Corea del Norte.

La Casa Blanca anunció el 14 de mayo que Melania había sido hospitalizada para atender un padecimiento renal que fue descrito como benigno.

La primera dama ha permanecido lejos de la vista pública desde que regresó a casa el 19 de mayo.