Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Declaran estado de emergencia en Carolina del Norte por disturbios

Declaran estado de emergencia en Carolina del Norte por disturbios - Foto de Twitter
Foto de Twitter

Por la muerte del afroamericano Keith Lamont Scott, quien fue abatido por la policía en un complejo al noreste de la ciudad

Actualización 23:20 h

Este miércoles se vive la segunda jornada de manifestaciones en Charlotte, Carolina del Norte, por la muerte del afroamericano Keith Lamont Scott, quien perdiera la vida a mano de la policía. El gobernador, Pat McCrory, ha declarado el estado de emergencia debido a las protestas y disturbios ocurridos.

tuit-gov-north-carolina

La localidad se ha sumado a la lista de ciudades estadounidenses donde ha estallado la furia por la muerte de un hombre negro a manos de la policía.

McCrory indicó en un comunicado que enviaría a la Guardia Naiconal a Charlotte, la ciudad más grande del estado, donde grupos dispersos de manifestantes seguían atacando a reporteros y otras personas, rompían ventanas y prendían pequeñas hogueras.

Las protestas del miércoles comenzaron como una vigilia, pero un grupo se separó del acto principal y marchó por el centro. La marcha se volvió violenta después de que un participante en la protesta fuera herido de gravedad.

Tras los disparos, policías con equipo antimotines empezaron a lanzar gases lacrimógenos y a avanzar por el centro con los brazos enlazados.

Las autoridades de la ciudad informaron de que el hombre no había resultado herido por un agente de policía, y corrigieron una información anterior sobre que el herido había muerto.

Ante la negativa de las autoridades de revelar algún video sobre la balacera del martes en la que perdió la vida Keith Lamont Scott, de 43 años, el enojo ha crecido al haber emergido dos versiones completamente diferentes sobre lo ocurrido: La policía dice que Scott no obedeció ordenes reiteradas de que bajara su pistola, mientras que residentes del barrio dicen que él sostenía un libro, no una arma, mientras esperaba que su hijo bajara del autobús escolar.

La muerte encendió tensiones raciales en una ciudad que parecía haber tomado distancia de problemas que absorbieron otros lugares.

Seis policías sufrieron heridas menores, dijeron paramédicos.

Actualización 20:42 h

Uno de los manifestantes golpeó a un reportero de la cadena CNN cuando transmitía en vivo desde el lugar de los hechos. Mientras que el número de policías lesionados aumenta a 28.

La protesta comenzó el martes después de que Keith Lamont Scott, de 43 años, fuese abatido por la policía en un complejo de apartamentos en el noreste de la ciudad. Los disturbios continuaron este miércoles cuando, docenas de inconformes que cortaban la Interestatal 85 aparentemente saquearon camiones pequeños y prendieron fuego a sus cargas sobre la vía.

Autoridades emplearon gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes, agentes resultaron heridos y una carretera fue cerrada durante la madrugada del miércoles, luego de que se intensificara la protesta por el asesinato del hombre negro a manos de la policía, que señalaron iba armado y suponía una amenaza, pero que en realidad llevaba un libro.

Ni la patrulla de carreteras del estado ni la policía de Charlotte pudo ser contactada de inmediato para realizar comentarios. El cibersitio del Departamento de Transporte de North Carolina señala que un tramo de la autopista próximo a UNC Charlotte está cerrado en ambas direcciones por actividad policial.

Un grupo más grande de manifestantes se congregó cerca del lugar de la balacera. El departamento de policía de Charlotte-Mecklenburg tuiteó que los manifestantes destrozaron coches policiales y que aproximadamente 12 policías resultaron heridos, incluyendo uno que fue alcanzado en la cara por una piedra. Fotografías e imágenes de televisión mostraron a agentes disparando gas lacrimógeno para dispersar a la multitud. Algunos de los policías vestían equipos antimotines.

Las protestas en Charlotte se produjeron horas después de otra concentración en Tulsa, Oklahoma, por el asesinato allí de un afroestadounidense desarmado, también a manos de la policía.

La policía de Charlotte acudió al complejo de apartamentos alrededor de las 16:00 h del martes buscando a un sospechoso con una orden pendiente cuando vieron al hombre, que no era la persona a la que buscaban, dentro de un auto, señaló el vocero del departamento, Keith Trietley, en un comunicado.

Foto de Twitter
Foto de Twitter

Los agentes vieron al hombre salir del coche con una pistola y luego dar marcha atrás, apuntó Trietley. Cuando se acercaron a él, volvió a salir del automóvil con el arma. En ese momento, los policías temieron que el hombre fuese una amenaza y al menos uno de ellos le disparó, explicó. Scott fue trasladado al Carolinas Medical Center, donde fue declarado muerto.

Brentley Vinson, el agente que disparó a Scott, está de baja administrativa. Este es el proceso estándar en estos casos. Vinson llevaba dos años trabajando en el departamento.

Detectives recuperaron el arma en el lugar de la balacera y estaban interrogando a testigos, apuntó Trietley.

Foto de Twitter
Foto de Twitter

La policía bloqueó el acceso a la zona, que está a un kilómetro del campus de la Universidad de North Carolina en Charlotte, cuando los manifestantes se congregaron allí tras el incidente.

Un video de la televisora WCCB-TV en Charlotte mostró a policías vestidos con equipos antimotines desplegados en una calle de dos carriles, enfrentando a manifestantes ante el complejo de apartamentos ya avanzada la noche.

Algunos manifestantes coreaban “Black lives matter” (“Las vidas de los negros importan”), y “¡Manos arriba, no dispare”. Una persona portaba un cartel con el lema “Dejen de matarnos”.

Foto de Twitter
Foto de Twitter

Otras imágenes mostraron a los participantes en la protesta rodeando un vehículo policial tras romperle los vidrios. Antes, una grúa retiró otra patrulla de la zona que, según medios locales, tenía daños en la parte trasera.

Un equipo de una televisora tuvo que irse del lugar luego de que manifestantes comenzasen a apedrear su furgoneta, que estaba aparcada cerca del complejo de departamentos donde se produjo la balacera.

La alcaldesa de Charlotte, Jennifer Roberts, pidió calma y tuiteó que “la comunidad merece respuestas”.

Foto de Twitter
Foto de Twitter

En Tulsa, cientos de personas se manifestaron en el exterior de la comisaría de policía pidiendo el cese de la agente Betty Shelby, quien abatió a Terence Crutcher, de 40 años, el pasado viernes durante una confrontación en el medio de una carretera que fue filmada por la cámara de un auto patrulla y un helicóptero.

El abogador de Shelby dijo que Crutcher no seguía las órdenes de la policía y que su defendida estaba preocupada porque no dejaba de tocarse el bolsillo como si llevara un arma. Un abogado que representa a la familia del fallecido señaló que este no cometió ningún delito y no le dio a los agentes ningún motivo para dispararle.

Redacción

charlottemanifestación
Menú de accesibilidad