Lula llama a los indecisos para ganar las elecciones en primera vuelta
Foto de Facebook Lula

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva hizo este sábado un llamado a los indecisos para que acudan a votar el domingo en las elecciones presidenciales y lograr una victoria en la primera vuelta.

Lula insistió en ese llamado en la rueda de prensa con la que cerró la campaña electoral, celebrada en un hotel de Sao Paulo junto a su mujer, Rosângela “Janja” Silva, y varios candidatos de la alianza pogresista que encabeza y que se enfrenta en las urnas al presidente Jair Bolsonaro.

A los indecisos, a los mayores de 70 años y a los 16 que tienen título de elector, mañana es el día de hacer el principal acto cívico. Ayudar a tener el Brasil que soñamos”, dijo Lula, quien gobernó Brasil entre 2003 y 2010.

En Brasil el voto es obligatorio para la gran mayoría de los electores, pero es facultativo para los mayores de 70 años y también, para los jóvenes de entre 16 y 17 años.

El exmandatario rechazó comentar los sondeos de intención de voto, que le otorgan entre el 50 y 51 por ciento de los votos válidos, cifras que le permitirían regresar a la presidencia en la primera vuelta, pero reconoció que es “optimista” con relación a las elecciones.

“Solo puedo ser optimista, hay muchos chances de ganar en primera vuelta, porque el pueblo está con esa disposición. Por eso hago ese apelo para que el pueblo vote”, comentó.

Sea cual sea el resultado este domingo, aseguró, irá a la celebración prevista en la avenida Paulista de Sao Paulo, para celebrar el “resurgimiento” del Partido de los Trabajadores (PT).

“Resurgir de las cenizas como resurgimos es motivo de mucha alegría”, afirmó el exgobernante, quien estuvo 580 días en prisión entre 2018 y 2019 debido a dos condenas por casos de corrupción, que fueron posteriormente anuladas por el Tribunal Supremo.

En su intervención, Lula aseguró que pretende volver al poder “para recuperar el derecho del pueblo ser feliz”, “recuperar las instituciones” y reconstruir las relaciones exteriores del país.

De igual modo, aseguró que si gana en primera vuelta, tendrá más tiempo para montar su gabinete y para viajar al extranjero para comenzar a recomponer las relaciones internacionales antes de la fecha de la investidura, el 1 de enero.

No obstante, dijo que si es necesario disputar la segunda vuelta de las elecciones, que tendría lugar el 30 de octubre, se lo tomaría como la prórroga de un partido de futbol: “descansar 15 minutos y marcar los goles que hagan falta”.

Con información de EFE