Leópolis recupera poco a poco luz y agua y sus habitantes se adaptan
Personas compran productos en una tienda durante un apagón en Leópolis, en Ucrania, el 15 de noviembre de 2022. EFE/EPA/MYKOLA TYS

El suministro de electricidad, agua y calefacción comienza a reanudarse en zonas de Ucrania mientras el país sufre las consecuencias de la tercera ola de ataques de misiles de Rusia a sus infraestructuras claves y la población se adapta a los repetidos cortes de emergencia.

El 75 % de los habitantes de Leópolis siguen sin electricidad por los cortes de suministro que continúan en todo el país, según las autoridades locales.

Iryna Maruniak, vicealcaldesa de la ciudad, informó de que toda la ciudad vuelve a tener agua pero no calefacción centralizada. Alertó de que la situación, sin embargo, “cambia cada diez minutos”.

Un hospital local informó de que su departamento de cirugía cardíaca tenía todavía dos intervenciones previstas para este jueves.

“A pesar de la guerra, la gente sigue sufriendo enfermedades cardiovasculares”, explica el jefe de la unidad, Vitaliy Averchuk, a EFE. Añade que la carga de trabajo del departamento ha aumentado desde el inicio de la invasión y que proporciona asistencia tanto a los residentes como a los desplazados internos procedentes de otras partes del país.

“En tiempos de guerra la gente tiende a pedir ayuda médica cuando ya no puede evitarlo más. Como resultado de ello tenemos que afrontar casos muy complicados en condiciones difíciles”, agrega.

Afirma que había tres cirugías en curso cuando se fue la corriente en toda la ciudad este miércoles. Pasaron treinta segundos hasta que el generador se conectó, lo que permitió a los cirujanos acabar con su trabajo.

Imagen de ciudadanos ucranianos tratando de cargar sus teléfonos en medio de los cortes de electricidad que sufre el país. EFE/EPA/IVAN ANTYPENKO

“Los generadores los usamos para dar energía a los quirófanos, algunas unidades y a la UCI”, afirma Vitaliy.

Parte de las unidades donde los pacientes se recuperan o esperan tratamiento, así como las áreas comunes y las consultas de los médicos están sumidas en la oscuridad y el personal circula con linternas por los pasillos de este edificio, construido en el siglo XVIII.

No todos los quirófanos en los hospitales locales tienen generadores y los doctores se ven obligados a diferir intervenciones necesarias o las comienzan con la esperanza de que no se produzcan cortes durante la operación.

El suministro eléctrico en este hospital se reanudó por la noche cuando todavía había cortes de emergencia en el resto de la ciudad.

Hasta ahora se han abierto 18 centros de calefacción en edificios administrativos y se espera que varios cientos más comiencen a operar en las próximas semanas.

Kostya, empleado en uno de ellos en el centro de Leópolis, dice a EFE que el miércoles solo habían usado la instalación un par de personas. Espera que el número aumente a medida que se produzcan los cortes y mientras las temperaturas se espera que se sitúen en el entorno de los cero grados centígrados en los próximos días.

LEÓPOLIS (UCRANIA), 24/11/2022.- Una vela ilumina a través de la ventana el interior de un restaurante de Leópolis (Ucrania). El suministro de electricidad, agua y calefacción comienza a reanudarse en zonas de Ucrania mientras el país sufre las consecuencias de la tercera ola de ataques de misiles de Rusia a sus infraestructuras claves y la población se adapta a los repetidos cortes de emergencia. EFE/ Rostyslav Averchuk

Este jueves el número de personas que acudían aumentaba solo ligeramente mientras que partes de la ciudad siguen sin luz y se veía a algunos ciudadanos que llegaban para poder llevarse algo de agua caliente.

Alimentados con generadores, los puntos de calefacción están previstos para poder ofrecer a los ciudadanos un lugar donde calentarse, comer algo caliente y distribuir bebidas, así como para que puedan recargar sus móviles y así contactar con sus seres próximos.

Algunos restaurantes también han instalado puntos de calefacción improvisados mientras continúan sirviendo comidas para los clientes y otros mientras buscan dónde comprar baterías.

Según el diputado Yaroslav Zheleznyak, Ucrania ha importado 136.000 generadores hasta el día 21 de noviembre.

La situación en Leópolis es similar a la de otros sitios del país después de que se desconectaran todas las plantas nucleares. Ahora se trabaja para reconectarlas, según la empresa pública Energoatom.

El ministro de Energía, Herman Halushchenko, dijo este jueves que sus contrapartes europeas y estadounidenses han prometido ayudar a Ucrania a reparar su red energética.

Vitaliy Averchuk, por su parte, subraya que su unidad de cirugía cardíaca ha podido tratar a sus pacientes gracias a la ayuda de amigos en Polonia, Estados Unidos y otras partes del mundo. “Ayuda a tener la sensación de que no estamos solos”, agrega.

Con información de EFE