Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

La Iglesia reconstruye Siria con matrimonios

La Iglesia reconstruye Siria con matrimonios - Frailes apoyan a matrimonios en siria
Foto de Alfa y Omega

La Iglesia en Siria ha pasado de recibir el apoyo de la comunidad a ser ella la que intenta ayudarlos ante los estragos de la guerra

La lucha contra el terrorismo y la guerra civil en Siria generaron una devastación generalizada en el país. Sin embargo, entre los escombros, la Iglesia Católica ha comenzado con su labor de reconstruir la vida de la gente con base en los matrimonios.

Un ejemplo de esto ocurre en Alepo, donde los frailes franciscanos se las arreglan para entregar un importante apoyo económico a cada pareja de recién casados, dinero con el cual les permiten iniciar una nueva vida que de otro modo sería incluso imposible.

“Hemos visto en estas solicitudes de matrimonio de tantas parejas jóvenes un signo de vida, que está en contradicción con tantos signos de muerte de nuestra sociedad. Dijimos entonces: ‘Debemos ayudar a continuar estos signos de vida'”, explicó el fraile Ibrahim Alsabagh, párroco de la comunidad latina en Alepo.

Dese 2010, mil 20 parejas han recibido apoyo económico de los frailes, confiados estos últimos que los beneficiados no olvidarán el apoyo brindado siempre por la Iglesia. Durante ese periodo, Alsabagh se ha convertido al mismo tiempo en la voz del sufrimiento del pueblo sirio.

Católicos en la celebración de una Eucaristía en la parroquia latina de San Francisco en Alepo. Foto de Parroquia Latina de San Francisco

“Antes la Iglesia como estructura vivía de las donaciones de la gente generosísima de Alepo. Ahora y durante la crisis, decidimos cambiar y somos nosotros los que donamos”, comentó

La labor de los franciscanos en Siria no solo se limita a la evangelización de la población, sino en mejorar la calidad de vida de los habitantes, esto mediante proyectos como distribución de electricidad y agua potable, así como del reparto de paquetes alimentarios a 3 mil 800 familias al mes y la asistencia médica a miles de personas.

Además de estos proyectos asistenciales, los frailes iniciaron un proyecto de microeconomía en beneficio de 500 personas, las cuales son hábiles para el trabajo pero necesitan materias primas para trabajar. La idea rápidamente se replicó y actualmente se lleva a cabo en todas las iglesias locales, con el apoyo de Ayuda a la Iglesia Necesitada.

Finalmente, sobre el origen de la guerra, el fraile pidió a cada persona con intereses detrás de las mismas que “haga una peregrinación a pie en Irak o en Siria, y vea con sus propios ojos el resultado de esta guerra”.

“Pido la paz no solo para Siria, porque al ver la destrucción de Alepo pienso en todo el mundo. Si el mundo sigue así en los próximos años significa que todo será como Alepo. Hay que dar un paso de conversión, cambiar rumbo porque, en estas condiciones, el mundo no podrá aguantar mucho tiempo”, concluyó.

Con información de Alfa y Omega

alepofrailes franciscanosiglesiasSiria
Menú de accesibilidad