La disculpa del papa para recuperar al pueblo de Chile


La disculpa del papa para recuperar al pueblo de Chile - Foto de Internet
Foto de Internet

La misiva no busca evadir dificultades ni negar la crisis, como hicieron otros sacerdotes y eclesiásticos de alto nivel

El papa Francisco tiene su reto más grande en Chile, donde la Iglesia Católica vive su crisis más grande tras los graves escándalos de abuso de menores por parte de sacerdotes y la cual no ha podido sanar a pesar del tiempo transcurrido.

Ante esto, el pontífice ha dado muestras de querer avanzar en el tema, recurriendo para ello a una carta en la que reconoce sus errores al manejar el tema y las acusaciones realizadas por las víctimas y donde busca “recuperar la confianza rota por nuestros errores y pecados”.

La misiva no busca evadir dificultades ni negar la crisis, como hicieron otros sacerdotes y eclesiásticos de alto nivel. Además, aceptó haberse equivocado al juzgar el caso del obispo Juan Barros, acusado de encubrir a sacerdotes pedófilos y a quien designó obispo de Osorno en 2015.

Foto de internet

Cabe recordar que la designación del clérigo generó una fuerte controversia y oposición tanto de las víctimas de abusos como de la sociedad de Osorno y del clero chileno, sin embargo el papa se mostró convencido de su inocencia y decidió mantener su relación

La defensa de Barros incluso llegó al punto de generar rudeza y fastidio en el pontífice, quien aseguró que las acusaciones no eran sino calumnias en su viaje a Sudamérica, ahondando la crisis en Chile.

En total, la investigación oficial de la Santa Sede generó un documento de dos mil 300 páginas que recoge no solo los relatos de las víctimas, así como de varios de los principales involucrados y personas informadas en el tema.

“Cuando me dieron el informe y, en particular, su valoración jurídica y pastoral de la información recogida, reconocieron ante mí haberse sentido abrumados por el dolor de tantas víctimas de graves abusos de conciencia y de poder y, en particular, de los abusos sexuales cometidos por diversos consagrados de vuestro país contra menores de edad, aquellos a los que se les negó a destiempo e incluso les robaron la inocencia”, comentó Bergoglio en su carta a obispos chilenos.

“Ahora, tras una lectura pausada de las actas de dicha misión especial, creo poder afirmar que todos los testimonios recogidos en ellas hablan en modo descarnado, sin aditivos ni edulcorantes, de muchas vidas crucificadas y les confieso que ello me causa dolor y vergüenza” añadió”.

Con información de Alfa y Omega

abuso de menoreschiledisculpaspapa francisco