La crisis del pontificado de Francisco


La crisis del pontificado de Francisco - Foto de Internet
Foto de Internet

A cinco años de iniciar su pontificado, el papa Francisco continúa su desgastante luchas para reformar la iglesia católica


Aparentemente incansable, ni siquiera el papa Francisco es capaz de escapar a la presión que enfrenta ante la titánica misión autoimpuesta de reformar la iglesia católica. Él mismo lo aceptó recientemente al hablar con uno de sus consejeros durante una misa matinal en Santa Marta.

El pontificado se encuentra actualmente en una fase decisiva. La reestructuración económica del Vaticano, su lucha contra los abusos y el cambio al interior de la curia romana han dado éxitos dispares, y algunas de sus reformas han encallado en el tiempo.

A pesar de que el colegio cardenalicio ha cambiado para estar más acorde a su ideología, no cesa la lucha del sector más conservador de la Iglesia, que compensa su número menguante con una gran organización, especialmente en EE.UU.

Foto de AP

Una muestra del conservadurismo que no da tregua al papa se encuentra en el diario conservador Il Tempo, que en una reciente columna llamada Habemos Papa ironizaba respecto al hecho de que el pontífice no ha actuado como tal en cinco años.

La rivalidad sin embargo sería más de forma que de fondo, según un allegado a Francisco, que consideró que éste es “el jefe de la Iglesia católica, no de una organización progresista. En temas sociales es abierto, pero doctrinalmente es tan conservador o más que Benedicto XVI. Quien piense que puede aprobar el aborto o los matrimonios de personas del mismo sexo está muy equivocado. Esa, desde luego, no será su herencia”

A pesar de que el papa suele absorber la presión, esta a llegado a tal punto que ya en ocasiones anteriores se queja ante la propia curia de lo que llama “la desequilibrada y degenerada lógica de las intrigas o de los pequeños grupos”.

Mientras tanto, la misión política del pontificado, en esta ocasión de derribar las fronteras entre sur y norte, continúa. Lo hace en la defensa de los migrantes, en su nombramiento de obispos y cardenales surgidos de las clases bajas y en sus actitudes alejadas de los lujos en general.

crisispapa francisco