Kim Jong-un hace visita sorpresa a China

Kim Jong-un hace visita sorpresa a China - Kim Jong Un arribando en compañía de su esposa a China. Foto de Internet
Kim Jong Un arribando en compañía de su esposa a China. Foto de Internet

La visita de Kim Jong-un a China se produce después de que advirtiera a Estados Unidos que podría cambiar de actitud si mantiene sus sanciones económicas

El líder norcoreano Kim Jong-un llegó este martes a Pekín, China, en una visita sorpresa, días después de que amenazara con cambiar su actitud respecto a Estados Unidos si se mantenían las sanciones en su contra.

Mientras que ya se vislumbra una segunda cumbre con Donald Trump, Kim Jong-un debía reunirse con el presidente chino, Xi Jinping, indicaron el martes las agencias de prensa oficiales norcoreana y china.

 

Kim Jong Un y Xi Jinping. Foto de Internet
Kim Jong Un y Xi Jinping. Foto de Internet

 

China es un actor clave en el dossier sensible de los programas nuclear y balístico de Corea del Norte, pues el gigante asiático es su principal aliado diplomático y comercial.

El joven líder norocoreano podría intentar coordinar su estrategia con Xi Jinping de cara a un eventual encuentro con el presidente estadounidense, después del que mantuvieron en junio de 2018 en Singapur.

Kim Jong-un, acompañado de su esposa, Ri Sol Ju, y de varios dignatarios, partió el lunes de la estación de Pyongyang a bordo de su tren especial. Llegó el martes hacia el mediodía a la estación de Pekín.

Según la agencia surcoreana Yonhap, fue el presidente chino quien invitó a Kim Jong Un, quien regresará a su país el jueves.

La cuarta visita de Kim Jong-un a China se produce una semana después de que advirtiera a Estados Unidos, en su discurso de Año Nuevo, que podría cambiar de actitud si Washington mantenía, pese al acercamiento diplomático operado desde el año pasado, sus sanciones económicas contra Pyongyang.

Kim busca la ayuda de Pekín para obtener un alivio de las sanciones internacionales”, considera Bonnie Glaser, del Centro para Estudios Estratégicos e Internacionales, un centro de reflexión estadounidense.

China y Rusia consideran que la ONU debería plantearse levantar esas sanciones. Pero Donald Trump afirmó el domingo que estas seguirían vigentes hasta que no hubiera resultados “muy positivos” sobre la desnuclearización.

Además, la visita de Kim Jong-un coincidió con el segundo día de conversaciones en Pekín entre negociadores chinos y estadounidenses, que buscan resolver la guerra comercial abierta entre ambas potencias.

Esto muestra que Pekín, manifiestamente, puede jugar la carta de Corea del Norte si lo considera útil“, indica Harry Kazianis, del gabinete conservador estadounidense Center for the National Interest.

Con información de AFP / Laurent Thomet

chinaKim Jong Unxi jinping