Kamala Harris, vicepresidenta de EE.UU., da positivo a COVID-19
Foto de EFE

Kamala Harris, vicepresidenta de los Estados Unidos, dio positivo a COVID-19, informó la Casa Blanca en un comunicado este martes.

Se apuntó que Harris no ha sido contacto cercano del presidente estadounidense Joe Biden ni de la primera dama, Jill Biden, debido a su agenda de viajes recientes.

Hoy, la vicepresidenta  (Kamala) Harris dio positivo por COVID-19 en pruebas rápidas y PCR”, se lee en el breve comunicado.

“No ha presentado síntomas, se aislará y continuará trabajando desde la residencia de la vicepresidenta”, apuntó.

La Casa Blanca detalló que Harris “seguirá las pautas de los CDC y los consejos de sus médicos”, por lo que se aislará en su domicilio y no volverá a la residencia cuando dé negativo al coronavirus en nuevas pruebas.

La vicepresidenta, que a sus 57 años está vacunada con la pauta completa y ha recibido dos dosis de refuerzo, pasó casi toda la semana pasada en California, de donde regresó este lunes por la noche.

Harris tenía previsto reunirse con Biden este martes para recibir juntos el informe diario que las agencias de inteligencia y seguridad nacional del país elaboran para el presidente, y el comunicado de la portavoz no menciona qué ocurrió con ese encuentro.

En el último mes, han crecido los casos de COVID-19 en el entorno de Biden: varios miembros de su gabinete se contagiaron tras asistir a la cena del club periodístico Gridiron a principios de abril, y las dos principales portavoces de la Casa Blanca también han dado positivo recientemente.

Sin embargo, la Casa Blanca no ha cambiado sus protocolos ante ese aumento de contagios en Washington y ha mantenido varios actos en interiores y sin apenas mascarillas, al considerar que las cosas no son tan graves como a principios de enero, cuando se registró el pico de contagios por la variante ómicron.

Biden, de 79 años, no ha dado positivo por COVID-19 hasta ahora, y después de evitar las grandes aglomeraciones durante casi toda la pandemia, no ha ocultado su deseo de volver a mezclarse con multitudes, uno de los aspectos que más disfruta de su vida política.

Con información de López-Dóriga Digital y EFE