Biden acusa a China de esconder información sobre origen del COVID-19

Biden acusa a China de esconder información sobre origen del COVID-19 - Joe Biden acusa a China de esconder información sobre origen del COVID-19. Foto de EFE
Joe Biden acusa a China de esconder información sobre origen del COVID-19. Foto de EFE

Biden aseguró que China retiene información sobre el origen del COVID-19 pese al incremento en la actividad del virus a nivel mundial

Joe Biden, presidente de Estados Unidos, culpó a China de esconder información sobre los orígenes de la pandemia de COVID-19.

Después de que se dieran a conocer un informe de los servicios de inteligencia que no pudo concluir el origen del virus tras 90 días de investigación.

Biden acusó a China de obstaculizar las investigaciones y de ocultar lo que llamó “información crucial”.

“Existe información crucial sobre los orígenes de esta pandemia en la República Popular China, pero desde el principio, los funcionarios del Gobierno de China han trabajado para evitar que los investigadores internacionales y miembros de la comunidad de salud pública mundial accedan a ella”, indicó.

Biden aseguró que China sigue rechazando el llamado a la transparencia y que retiene información pese al incremento en la actividad del virus a nivel mundial.

Las conclusiones del estudio apuntan con “bajo grado de confianza” que el origen de la enfermedad fue provocado por la exposición natural “a baja escala” a un animal infectado en noviembre de 2019.

“Consideramos que el virus no fue desarrollado como un arma biológica”, indica el estudio.

Una de las teorías del origen del COVID-19, analizado en el informe, apunta a la filtración de laboratorio a través de experimentos, el manejo de animales o de muestras del Instituto de Virología de Wuhan.

En días recientes, la Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo un llamado a los gobiernos a no politizar la pandemia de COVID-19 ni el origen del virus.

Peter Embarek, jefe del equipo de la OMS y otras agencias que a principios de 2021 visitaron Wuhan para estudiar el origen del coronavirus, señaló que el COVID-19 pudo comenzar después de que un investigador de un laboratorio de esa ciudad china se infectara con un murciélago.

Los expertos citaban como la hipótesis más posible que el coronavirus se hubiera originado en la naturaleza y pasara de un animal o varios al ser humano.

La OMS insistió en que la prioridad de sus científicos es continuar sus investigaciones sobre la base de ese primer informe y “acelerar los esfuerzos científicos alrededor de todas las hipótesis”.

Afirmó que en siguientes fases de la investigación (que podrían incluir nuevas visitas a Wuhan) es esencial disponer de datos en bruto de los primeros casos de COVID-19 en China, después de que tras la primera pesquisa la OMS criticara a las autoridades chinas por no facilitarlos.

“Buscar los orígenes de un nuevo virus es una tarea inmensamente difícil que requiere tiempo”, resumió la OMS, que reconoció que las autoridades chinas se han comunicado con ella para expresar malestar por la politización de la investigación, que consideran fruto de las presiones externas a esa agencia de Naciones Unidas.

Con información de López-Dóriga Digital y  EFE

chinacoronaviruscovid-19Estados Unidosinformejoe bidenorigen
Menú de accesibilidad