Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Italia suma 33 mil 979 nuevos casos de COVID-19 y 546 decesos

Italia suma 33 mil 979 nuevos casos de COVID-19 y 546 decesos - Ambulancia en Italia para traslado de pacientes COVID-19. Foto de EFE
Ambulancia en Italia para traslado de pacientes COVID-19. Foto de EFE

Italia registró menos casos nuevos de COVID-19 que el sábado, aunque la cifra sigue siendo elevada hasta llegar a 1 millón 178 mil 529 contagios

Italia registró 33 mil 979 nuevos contagios de coronavirus en las últimas 24 horas, una cifra inferior a la del día anterior aunque se han hecho muchas menos pruebas, y 546 personas han perdido la vida, confirmó hoy el Ministerio de Sanidad.

Las infecciones de la jornada del sábado superaron las 37 mil, si bien se hicieron casi 30 mil test diagnósticos más, confirmando una vez más que cuando más se busca al virus más se le encuentra.

Calles de Milán semidesiertas por restricciones ante COVID-19. Foto de EFE

 

Se trata de la habitual reducción del número de pruebas del fin de semana que, sin embargo, ha hecho que la relación entre positivos y el total de test sea de 17.4 por ciento.

La cifra de muertos sigue siendo muy elevada, en la línea de los últimos días, y el balance provisional asciende ya a 45 mil 229 víctimas mortales desde el comienzo de la crisis, a mediados del pasado mes de febrero.

En total se han contagiado 1 millón 178 mil 529 personas desde que se desatara la pandemia en el país.

Por otro lado sigue aumentando la presión en los hospitales: si bien la gran mayoría de los 712 mil 490 enfermos de COVID-19 está en sus casas con apenas síntomas, 35 mil 469 pacientes han sido ingresados (765 más desde ayer) y 3 mil 422 requieren Cuidados Intensivos (+116).

Las regiones con mayor número de infecciones siguen siendo las norteñas Lombardía (8 mil 60) y Piamonte (5 mil 46) y la sureña Campania (3 mil 771), con capital en Nápoles.

El coronavirus, detectado en Italia en septiembre de 2019

Mientras, el Instituto de Tumores de Milán y la Universidad de Siena han asegurado que el virus del Sars-CoV-2 circulaba en Italia ya en septiembre de 2019, casi medio año antes de que en febrero se detectaran los primeros casos en la localidad lombarda de Codogno.

Ambas instituciones publicaron un artículo en el que aseguran que, analizando pruebas de tumores pulmonares de 959 sujetos entre septiembre de 2019 y marzo de 2020, el 11.6 por ciento de las mismas (111) tenían ya anticuerpos del coronavirus, el 14 por ciento ya en septiembre.

Más de la mitad de las personas que por entonces ya contaban con anticuerpos, un 53.2 por ciento, eran de Lombardía. Pero la presencia del patógeno no se limitaba a esa región, la más golpeada por la pandemia, sino que los positivos eran de cinco regiones del país.

Para frenar al virus el Gobierno ha decretado -en principio- hasta el 3 de diciembre un toque de queda nacional entre las 22:00 y las 5:00 h locales, ha restringido los horarios de restaurantes y ha cerrado cines, teatros, gimnasios o piscinas.

Pero sobre todo ha impuesto un sistema con tres niveles de restricciones a nivel regional -rojo, naranja y amarillo- para imponer las más severas a los territorios más perjudicados y evitar un cierre total del país, lo que penalizaría a las menos infectadas.

Las regiones “rojas” viven prácticamente un confinamiento, menos severo eso sí que el de la pasada primavera. En estos momentos son siete las regiones en este nivel: Lombardía, Piamonte, Valle de Aosta, Toscana, Trentino-Alto Adige (norte), y las sureñas Campania y Calabria (este última por su precario sistema hospitalario).

Con información de EFE

#Italiacoronaviruscovid-19
Menú de accesibilidad