Israel quita a México de su lista roja de viajes por COVID-19
Foto de EFE

Israel levantará esta medianoche las restricciones de viaje a varios países que aún figuraban en su lista roja, entre ellos México, una medida que inicialmente buscó evitar la expansión interna de ómicron y que ahora se retira porque la variante ya se propaga por todo el país.

Según anunció el director general del Ministerio de Sanidad en Israel, Nachman Ash, Israel retirará a los últimos países que hasta ahora estaban en el listado de países a los que los israelíes tenían prohibido viajar, entre los cuales estaban Estados Unidos, Reino Unido, Turquía, Suiza, Etiopía, Tanzania y México.

España, Francia y la mayoría de países de la Unión Europea también figuraban en la lista roja hasta que Israel los quitó de esta clasificación esta misma semana.

A partir de domingo, Israel reabrirá también fronteras a turistas completamente vacunados, con dosis de refuerzo o segunda vacuna en los últimos seis meses, después de que cerrara el acceso con el exterior a finales de noviembre ante la expansión de la variante ómicron.

Con esta restrictiva medida, el país intentó amortiguar al máximo la irrupción abrupta de esta cepa más contagiosa, aunque ahora ya se expande con rapidez por todo su territorio.

Israel registró hoy un nuevo récord de contagios diarios desde el inicio de la pandemia, con más de 16 mil infecciones nuevas, mientras prevé un aumento exponencial de casos en las próximas semanas.

El porcentaje de positivos alcanzó casi un 8 por ciento entre más de 206 mil pruebas realizadas y más de 72 mil personas -en un país con una población de 9.4 millones- están actualmente contagiadas, según datos difundidos por el Ministerio de Sanidad.

A su vez, la rápida expansión de los contagios ha obligado a las autoridades a cambiar su política de detección de contagios y a hacer uso en mayor medida de los test rápidos de antígenos.

A partir de mañana, solo las personas mayores de 60 años o en riesgo harán test PCR si estuvieron en contacto con infectados, mientras los vacunados de menos de esta edad con buen estado de salud se someterán solamente a pruebas de antígenos.

A su vez, Israel espera que las tasas de contagio bajen a medida que avanza su campaña de vacunación con la cuarta dosis para personal médico y adultos mayores de 60 años.

El proceso comenzó este lunes y desde entonces ya se administró el nuevo refuerzo de la vacuna de Pfizer a más de 72.000 personas.

Con información de EFE