Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Irán promete una “venganza terrible” tras atentado

Irán promete una “venganza terrible” tras atentado - Foto de AFP/ISNA/Alireza Mohammadi
Foto de AFP/ISNA/Alireza Mohammadi

El gobierno iraní responsabilizó a Arabia Saudita por instigar el ataque en el suroeste del país, adjudicado por el Estado Islámico

El presidente iraní Hasan Rohani prometió este sábado una respuesta “terrible” de su país tras el atentado durante un desfile militar que causó 29 muertos en el suroeste de Irán, reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

El atentado, calificado de “terrorista” por las autoridades iraníes, que acusaron a un “régimen extranjero” apoyado por Washington de estar detrás, tuvo lugar en Ahvaz, la capital de la provincia de Juzestán, con mayoría de población árabe.

El ataque, reivindicado por el EI, se produjo en un clima de tensiones muy fuertes entre Irán y Estados Unidos, que en noviembre ampliará las sanciones contra Teherán.

“La respuesta de la República Islámica a la más mínima amenaza será terrible”, declaró Rohani, según un comunicado publicado en su página web oficial. “Quienes aportan apoyo en materia de inteligencia y propaganda a estos terroristas tendrán que responder por ello”, añade el texto.

Foto de MORTEZA JABERIAN / ISNA / AFP

El sábado, Irán convocó a diplomáticos de Dinamarca, Holanda y Reino Unido, que fueron partícipes de “las fuertes protestas de Irán contra el hecho de que sus respectivos países alberguen a algunos miembros del grupo terrorista que perpetró el ataque terrorista”, señaló un portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Bahram Qasemi, citado por la agencia IRNA.

“No es aceptable que la Unión Europea no incluya en su lista negra a los miembros de esos grupos terroristas mientras que no cometan un crimen en suelo europeo”, indicó portavoz, según la agencia.

En un mensaje oficial de condolencias, el guía supremo iraní, el ayatolá Ali Jamenei, vio en el atentado “una continuación de la conspiración de los gobiernos de la región a sueldo de Estados Unidos y que buscan sembrar la inseguridad en nuestro querido país”.

El ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohamad Javad Zarif, había antes acusado a un régimen extranjero apoyado por Washington.

“Terroristas reclutados, entrenados y pagados por un régimen extranjero atacaron Ahvaz. […] Irán considera que los padrinos regionales del terrorismo y sus maestros estadounidenses son responsables de tales ataques”, tuiteó Zarif.

Los Guardianes de la Revolución, el ejército ideológico de la República Islámica, había acusado previamente a los atacantes de estar vinculados a un grupo separatista árabe apoyado “por Arabia Saudita“.

“Alimentados por Arabia Saudita”

“Hasta ahora este atentado terrorista dejó 29 mártires y 57 heridos”, anunció el canal de TV oficial en lengua árabe Al Alam, citando al diputado Mojtaba Zolnuri, miembro de la comisión de Seguridad Nacional y Asuntos Exteriores.

“Entre los mártires hay una niña y un excombatiente que murió sobre su silla de ruedas”, declaró un general de brigada, Abolfazl Shekarshi, portavoz de las fuerzas armadas iraníes en la televisión de Estado.

“De los cuatro terroristas, tres fueron enviados al infierno en el mismo lugar del ataque, y el cuarto, que resultó herido y fue detenido, se unió a ellos en el infierno poco después debido a la gravedad de sus heridas”, añadió este general de los Guardianes de la Revolución.

Ali-Hosein Hoseinzadé, vicegobernador de la provincia de Juzestán, citado antes por la agencia semioficial Isna, dijo que un periodista y “ocho o nueve militares” figuraban entre los muertos.

Foto de AFP/Presidencia de Irán

Varios medios iraníes señalaban que los asaltantes lucían vestimenta militar.

“Quienes abrieron fuego contra la gente y las Fuerzas Armadas están vinculados con el movimiento Al Ahvazieh”, declaró por su parte Ramezan Sharif, portavoz de los Guardianes de la Revolución, citado por Isna.

“Están alimentados por Arabia Saudita e intentaron hacer sombra a la potencia de las Fuerzas Armadas” iraníes, añadió.

El atentado ocurrió en un día de desfiles militares para conmemorar el inicio por Bagdad del conflicto Irán-Irak (1980-1988) y la resistencia de la “defensa sagrada” iraní durante esta “guerra impuesta”, según los términos oficiales.

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo estar “horrorizado” por el ataque y presentó su pésame a Rohani, según el Kremlin.

“Esto nos recuerda la necesidad de una batalla sin compromisos contra el terrorismo bajo todas sus formas”, dijo Putin, aliado junto a Irán del régimen sirio de Bashar al Asad.

Éste envió un mensaje de condolencias a Rohani, condenando “en los términos más fuertes un acto terrorista, criminal y cobarde”, según la agencia oficial siria SANA. La diplomacia turca condenó por su lado “un ataque terrorista odioso”.

Juzestán fue una de las provincias iraníes más afectadas por los combates durante la guerra Irán-Irak. El líder iraquí Sadam Husein pensaba que la población árabe de la región recibiría a sus soldados como liberadores, pero se mostró fiel a Irán en su conjunto.

Con información de AFP

atentadoiranrespuestavenganza
Menú de accesibilidad