Incendio deja al menos 30 muertos en Filipinas

Al menos 30 personas murieron y otras 67 están desaparecidas tras el incendio que destruyó hoy una fábrica de sandalias en un suburbio de Manila, en Filipinas, reportó el alcalde de Valenzuela City, Rex Gatchalian.

Precisó que el número total de empleados que laboraban se desconoce ya que el libro de registro de la fábrica se quemó.

Hacia las 16:30 horas (8:30 GMT) el fuego había sido controlado tras más de cinco horas de haberse iniciado.

A los bomberos le tomó horas controlar el fuego
A los bomberos le tomó horas controlar el fuego

El jefe del departamento de bomberos del distrito, Wilberto Rico Neil Kwan Tiu, afirmó que fue de los primeros en llegar a la segunda planta del edificio tras el incendio y vio “numerosos cuerpos” carbonizados, e imposibles de identificación.

El alcalde confirmó que los bomberos lograron rescatar con vida a 34 personas, aunque lamentablemente 30 perdieron la vida y decenas más están desaparacidos y podrían haber muerto.

Empleados de la fábrica señalaron que unas 70 personas podrían haber quedado en el interior del inmueble, reportó la cadena filipina de televisión de ABS-CBN.

Solo se han recuperado tres cuerpos hasta ahora
Solo se han recuperado tres cuerpos hasta ahora

Por su parte algunos sobrevivientes dijeron a medios locales que muchos de los trabajadores no pudieron escapar debido al denso humo que bloqueó la entrada de la fábrica.

El jefe de la Oficina de Protección contra Incendios, Ariel Barayuga, dijo por su parte en una entrevista televisiva desde el lugar del siniestro, que se han localizado los cráneos de varias personas.

“Todavía está caliente allá arriba y hay una niebla espesa. Nuestros investigadores tienen que limpiar los escombros primero antes de que demos un cómputo oficial (de muertos)”, indicó Barayuga.

Explicó que las autoridades han elaborado una lista oficial de víctimas potenciales, con base a la información brindada por la familia de los desaparecidos, para determinar con exactitud cuantos trabajadores estaban laborando en el momento del incendio.

Al parecer el fuego comenzó cuando una chispa causada por soldadura en la entrada principal del edificio, alcanzó a los productos químicos inflamables almacenados cerca y usados para la fabricación del calzado de goma.

Una trabajadora identificada como Emma Santa Agata, quien resultó levemente herida, confirmó a la televisión ABS-CBN que muchos de sus compañeros quedaron atrapados en sus puestos de trabajo en el segundo piso del edificio.

“Mi jefe y yo estábamos acabando cuando quedamos bloqueados por el humo y fuego. Hubo una explosión repentina y golpeó mi brazo”, dijo la mujer, cuyo cabello estaba quemado.

Gatchalian dijo que no se sabía exactamente cuántos obreros estaban dentro del edificio cuando el incendio comenzó porque sus controles de registró también se quemaron y el supervisor de turno estaba entre los desaparecidos.

Redacción.