Gobierno alemán apuesta por el cubrebocas para contener la pandemia en otoño
Foto de Dennis Rochel en Unsplash

El cubrebocas será el principal instrumento para contener el rebrote de la pandemia que se espera en Alemania en otoño, según el plan presentado este miércoles por los Ministerios de Sanidad y de Justicia.

Al uso obligatorio del cubrebocas ya en vigor en el transporte público, en el sistema sanitario y las residencias de ancianos, se sumará además el deber de usarla en el transporte aéreo, explicaron los respectivos titulares, Karl Lauterbach y Marco Buschmann, en una comparecencia en Berlín.

En los hospitales y residencias, así como en espacios similares, será obligatoria además la realización de test, salvo para los pacientes y para quienes se hayan vacunado recientemente o acaben de superar la enfermedad.

Además de estas medidas vigentes a nivel federal, el borrador presentado por Lauterbach y Buschmann otorgará a los “Länder” la potestad de prescribir el uso de mascarilla en otros espacios cerrados, aunque se prevén excepciones en los deportes, las actividades culturales y la hostelería.

En estos ramos, se permitirá el acceso sin cubrebocas de personas con test negativos, recién vacunadas o recién sanadas de covid (en los últimos tres meses).

Los estados federados sólo podrán introducir la mascarilla obligatoria en las escuelas si es la única posibilidad de mantener en pie la enseñanza esencial; además podrán decretar su uso en espacios abiertos si no se puede mantener la distancia de seguridad y la sanidad amenaza con colapsar.

Otra herramienta al alcance de los “Länder” será la introducción de test en escuelas, guarderías y centros de refugiados.

Estas medidas reemplazarán a las de la actual Ley de Infecciones, que expira en septiembre, y, tras la previsible aprobación por parte del Parlamento, estarán en vigor desde el 1 de octubre hasta el 7 de abril de 2023.

“Alemania tiene que estar mejor preparada que en años anteriores para el próximo invierno con coronavirus, declaró Lauterbach, y agregó que en otoño aumentará de nuevo el número de casos vinculados a la variante ómicron, cuya letalidad es menor que la de la mutación delta.

El ministro agregó que en septiembre se espera la autorización de cuatro vacunas adicionales contra la covid que mejorarán la protección frente al contagio por el virus.

“En general estaremos en una situación mucho mejor que en el otoño pasado,” valoró.

En Alemania ha remitido en las últimas semanas una ola veraniega de COVID-19 y la incidencia acumulada a siete días se encuentra en estos momentos en 477.9 nuevos contagios por cada 100 mil habitantes, según datos del Instituto Robert Koch (RKI) de virología.

Con información de EFE