Gobernador de Florida pide más tratamientos de anticuerpos contra COVID-19
Foto de EFE

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, pidió este lunes a la Administración del presidente de EEUU, Joe Biden, el envío de más tratamientos con anticuerpos monoclonales contra el COVID-19, en momentos en que este estado afronta un repunte de contagios disparados por la variante ómicron.

En rueda de prensa ofrecida desde el sureño condado de Broward, el republicano señaló que, según un anuncio hecho el domingo por el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, en inglés) de EEUU, el estado espera recibir pronto entre 30 mil y 40 mil tratamientos.

DeSantis señaló que apenas su oficina tenga a disposición esos fármacos tienen previsto abrir nuevos sitios en los condados de Miami-Dade, Broward, Palm Beach y en el centro de Florida, por lo que prevén que se agoten rápido esos efectivos tratamientos para reducir las hospitalizaciones a causa de COVID-19.

Tenemos la capacidad de agregar de 5 a 10 sitios más según la demanda, pero todo depende de que el Gobierno federal envíe las dosis que necesitamos”, manifestó.

El pedido del gobernador llega luego de que Florida alcanzara el viernes un nuevo récord de contagios, 75.962 nuevos casos, si bien las hospitalizaciones y las muertes no han llegado a los picos registrados cuando la variante delta era la predominante en Estados Unidos durante el verano.

Ómicron, más contagiosa pero menos ingresos

Según informaron este lunes los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) de Estados Unidos, en Florida se han reportado 45.838 nuevos casos el sábado y 39 mil 797 nuevos infectados el domingo.

El total acumulado de casos en este estado suma por tanto 4.308.534 millones de contagios desde el inicio de la pandemia, de acuerdo a la contabilidad que administra esta institución federal.

Por su parte, el total de hospitalizaciones este lunes por COVID-19 (cinco mil 700 pacientes) representa el 10.08 por ciento del número de camas disponibles en Florida, con el 75.9 por ciento ya ocupadas, un salto respecto a meses recientes, según cifras reportadas por 259 centros médicos del estado al Departamento de Salud y de Servicios Humanos (HHS).

Y en las Unidades de Cuidados Intensivos del estado se encuentran ingresadas por coronavirus 614 personas, es decir, el 10 por ciento del total de camas.

No obstante, el cirujano general de Florida, Joseph Ladapo, indicó que todo apunta a que la variante ómicron es bastante contagiosa pero no parece producir cifras altas de ingresos hospitalarios ni de decesos, y, en ese sentido, las ultimas cifras representan disminuciones considerables en comparación al pico alcanzado en agosto pasado.

En la rueda de prensa, Ladapo dijo además que están trabajando para “relajar” la “mentalidad” de hacerse pruebas regularmente contra el COVID-19, algo a lo que el gobierno federal, añadió, “desafortunadamente” ha dado prioridad en todo el país en los últimos dos años.

La vuelta a clases en Florida

En Florida y Estados Unidos, miles de escolares y estudiantes han retornado este lunes a las aulas tras el descanso por los festivos de fin de año, y, en el caso de Miami-Dade y Palm Beach, con la obligatoriedad de mascarillas para profesores, personal administrativo, visitantes y proveedores, independientemente de si están vacunados o no.

Las autoridades escolares de ambos condados señalaron que debido a una ley firmada por DeSantis no se pueden imponer las mascarillas entre los estudiantes, para los que también recomienda su uso.

Aproximadamente el 90 por ciento de nuestros estudiantes de cincoo a 11 años en Miami-Dade no están vacunados”, dijo el vicepresidente de la Junta de Escuelas Públicas de Miami-Dade, Steve Gallon, según recoge hoy el canal local WPLG.

En el también sureño condado de Broward, los tapabocas son opcionales en el caso de los maestros y el personal.

La ley estatal no aplica para las escuelas privadas, y por ello el pasado sábado la Archidiócesis de Miami dio a conocer que volvía a implantar a partir de hoy y de forma temporal el mandato de tapabocas tanto a su personal como a los alumnos mayores de dos años de edad en sus más de 60 escuelas en el área.

DeSantis, declarado opositor a los confinamientos y a la obligatoriedad de los tapabocas, reiteró hoy que, a pesar del repunte de casos de COVID-19, las escuelas de Florida permanecerán abiertas.

“Sería tan dañino hacer eso ahora”, manifestó en su encuentro con los periodistas. “Los niños necesitan estar en la escuela, no necesitan seguir ninguna loca medida de mitigación, simplemente déjenlos ser niños”, añadió.

Con información de EFE