G7 llama a tomar ‘acciones urgentes’ por variante ómicron
Reunión de ministros de Salud del G7 por variante ómicron. Foto de @sajidjavid

Los ministros de Sanidad del G7 destacaron que la aparición de la “muy transmisible” variante ómicron de coronavirus obliga a tomar “acciones urgentes” y reconocieron la “relevancia estratégica de garantizar el acceso a las vacunas“.

Tas reunirse virtualmente convocados por la presidencia británica del grupo, los responsables sanitarios de los países más desarrollados elogiaron el “trabajo ejemplar” de Sudáfrica al detectar la nueva variante y alertar de ella, y reiteraron su compromiso -adoptado en la cumbre de líderes en junio- de donar mil millones de vacunas a los países pobres.

El secretario de Salud de Reino Unido, Sajid Javid, preside una reunión urgente de los Ministros de Salud del G7 para discutir los desarrollos sobre la variante ómicron de COVID-19. Los países del G7 están trabajando juntos para apoyar la respuesta internacional para combatir la pandemia.

“La comunidad global se enfrenta, en una primera evaluación, a la amenaza de una nueva variante muy transmisible de COVID-19, que requiere acciones urgentes”, señaló en un comunicado el G7, integrado por Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Canadá, y Japón, más la Unión Europea (UE).

Los ministros, que volverán a verse en diciembre, “reconocieron también la relevancia estratégica de garantizar el acceso a las vacunas, incluido aumentar la capacidad de absorberlas y la preparación de los países para recibirlas y desplegarlas”.

Para ello, destacaron que ofrecerán “asistencia operativa”, harán avanzar los “compromisos de donaciones” y abordarán la “desinformación sobre vacunas”, así como que apoyarán la investigación y el desarrollo (I+D).

También “reiteraron su compromiso” con lo acordado en la cumbre de Carbis Bay de junio, en la que los países ricos prometieron donar mil millones de vacunas, a través de la donación de excedentes o con financiación al programa internacional COVAX, e impulsar un sistema global de alerta temprana contra futuras pandemias y amenazas sanitarias.

Los ministros “apoyaron con fuerza la creación de una red de vigilancia internacional de patógenos, dentro del marco de la Organización Mundial de la Salud” y acordaron seguir compartiendo información sobre la variante ómicron en las próximas semanas.

Con información de EFE