Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Frustración e impotencia en Europa por los retrasos en la entrega de vacunas

Frustración e impotencia en Europa por los retrasos en la entrega de vacunas - Foto de, EFE/ EPA/ Guillaume Horcajuelo.
Foto de, EFE/ EPA/ Guillaume Horcajuelo.

Los retrasos en la entrega de vacunas contra el COVID-19 y la lucha que mantiene la Unión Europea con AstraZeneca provoca frustración entre autoridades

Los retrasos en la entrega de vacunas contra el coronavirus y la lucha que por ello mantiene la Unión Europea (UE) con la farmacéutica AstraZeneca están provocando frustración entre las autoridades sanitarias europeas, que se ven impotentes para avanzar en el combate al virus.

 

 

Solo Reino Unido se libra de los retrasos que ya se están sintiendo en la mayoría de Europa después de que la farmacéutica anglosueca anunciase que, por problemas de producción, no podrá entregar más de un 25 por ciento de las dosis a las que se había comprometido con Bruselas para el primer trimestre del año.

Su anuncio ha llevado a la Comisión Europea (CE) a crear un mecanismo de emergencia que le permitirá controlar y, eventualmente bloquear, las exportaciones a terceros países de las vacunas producidas en territorio comunitario.

Todo esto a la espera de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) anuncie, previsiblemente en la tarde de hoy, los resultados de su evaluación científica sobre la vacuna de AstraZeneca que, de aprobarse, sería la tercera disponible en la UE, junto a las de Pfizer y Moderna.

El ritmo de vacunación, que ya no estaba siendo tan rápido como el previsto por las demoras en las entregas de las otras dos farmacéuticas, se ha visto ahora afectado por la falta de un acuerdo con AstraZeneca en varios estados miembros, especialmente en Bulgaria y Países Bajos.

 

 

Francia admite que no alcanzará objetivos

Francia ha vacunado ya a más de 1.3 millones de personas contra COVID-19 y cuenta con sumar otros 2.4 millones de pinchazos en febrero aunque reconoce que serán menos de los previstos por falta de dosis.

El país recibirá 200 mil dosis menos de Pfizer y un cuarto de las de Moderna, lo que les ha llevado a aplazar un 5 por ciento de las citas de vacunación previstas. En algunas regiones, como la de París, se ha dado prioridad a aquellos que deben recibir la segunda dosis.

Además, en el contrato inicial, Francia debía recibir más de 9 millones de dosis de AstraZeneca a finales de marzo, pero solo recibirá la mitad.

A diferencia de otros países, Francia no ha alargado el plazo entre ambas inyecciones, que se mantiene en un máximo de 28 días y asegura tener reservadas las dosis necesarias para garantizarlo.

 

Reino Unido prevé entrega fluida de AstraZeneca

Reino Unido inició el plan de inmunización el pasado 8 de diciembre con el preparado de Pfizer/BioNTech, pero a finales de año los reguladores dieron el visto bueno al de Oxford/AstraZeneca, lo que ha permitido acelerar las vacunaciones.

El Gobierno ha tenido hasta ahora, según los compromisos contractuales, una entrega fluida de la vacuna de AstraZeneca, que produce sus preparados en sus plantas de Oxford y Staffordshire.

Hasta el momento, más de siete millones de personas han sido vacunadas en el país y el Gobierno confía en alcanzar el objetivo de vacunar a 15 millones (las que están en los grupos más vulnerables) a mediados de febrero.

Según aseguró recientemente el ministro británico del Gabinete, Michael Gove, “no habrá interrupción” en el suministro de vacunas de AstraZeneca al Reino Unido.

 

Países Bajos, especialmente afectado por retrasos

Países Bajos, actualmente a la cola de la UE al haber inyectado solo al 1 por ciento de la población una primera dosis de Pfizer o Moderna, lamentó este viernes que habrá un retraso en el proceso en las próximas semanas debido a los problemas con la producción y entrega del fármaco de AstraZeneca.

El ministro neerlandés de Sanidad, Hugo de Jonge, reconoció -en una entrevista con el diario AD-, que debido a los retrasos, las existencias de vacunas tardarán “un mes” en recuperarse.

Países Bajos es en la actualidad uno de los países con peor desempeño en las campañas de vacunación en la Unión, puesto que empezó dos semanas después del resto de socios comunitarios y los números de inyecciones están a la cola, solo mejor que Bulgaria.

Además, los problemas de producción anunciados por AstraZeneca son un golpe especial a este país, que había diseñado su estrategia de vacunación contando principalmente con este fármaco.

 

Alemania cuenta con diez semanas de ‘Escasez’

En Alemania, con 83 millones de habitantes, ya han recibido la primera dosis de la vacuna 1 millón 738 mil 236 personas, lo que corresponde a una cuota del 2.1 por ciento, mientras que otras 366 mil 81 ya han recibido la segunda dosis.

La canciller Angela Merkel, cuyo objetivo declarado es haber podido ofrecer a todo ciudadano la posibilidad de vacunarse antes del fin del verano, mantendrá el lunes una cumbre con los poderes regiones y las farmacéuticas, destinada a buscar remedios para acelerar la campaña de vacunación.

Su ministro de Sanidad, Jens Spahn, admitió ya el jueves que hay que contar con diez semanas se “escasez” en el suministro de vacunas derivado de los sucesivos problemas surgidos en las farmacéuticas.

Al cúmulo de demoras surgido se une la recomendación de la Comisión de Vacunación del Instituto Robert Koch (RKI), competente en la materia, de limitar a menores de 65 años el uso de la vacuna de AstraZeneca contra el coronavirus.

 

Bélgica acoge con inquietud los retrasos

Bélgica ha administrado 243 mil 400 dosis en total y ha aplicado ya la segunda dosis a 3 mil 458 personas.

Tras un inicio muy lento a finales de diciembre, desde mitad de enero el ritmo es ascendente y constante, y ya ha recibido al menos una primera dosis el 2.12 por ciento de la población total (el 2.64 por ciento de los mayores de 18 años, esencialmente ancianos y sanitarios).

No obstante, los retrasos en las entregas de Pfizer y Moderna, y los que se esperan de AstraZeneca y la consiguiente adaptación del plan de vacunación junto a problemas de organización de personal inquietan en los hospitales que administran los fármacos.

“Es el ritmo de entregas el que impone el ritmo de vacunación. El problema, lo sabemos, es que hay que rehacer la estrategia de forma continua porque de forma permanente hay cambios en el rimo de entregas. Es frustrante, es difícil, pero creo que todo el mundo hace lo que puede”, ha declarado el ministro de Sanidad, Frank Vandenbroucke.

 

Italia revisa objetivos

Ante las demoras en las entregas de las vacunas de Pfizer y AstraZeneca, el Gobierno italiano se ha visto obligado a reprogramar el plan de vacunas y revisar los objetivos previstos y, por el momento, son cerca de 400 mil las personas que han recibido las dos dosis necesarias para estar protegidas contra el coronavirus.

Y 2 millones 309 mil las que han recibido una primera dosis, sobre todo personal sanitario, ya que se ha decidido retrasar la vacunación de los mayores de 80 años y facilitar las segundas dosis ante el temor de una falta de vacunas.

El viceministro de Sanidad, Pierpaolo Sileri, explicó que los problemas en la entrega de las vacunas Pfizer provocarán un retraso de unas cuatro semanas en el inicio de la campaña de vacunación para los mayores de 80, y de seis u ocho semanas para el resto de la población.

 

España baja el ritmo de vacunación

España ha recibido cerca de 1.7 millones de dosis de vacunas, de las que ha administrado alrededor de 1.3 millones, casi el 79 por ciento, la mayoría de Pfizer y algunas de Moderna.

El ritmo de vacunación ha bajado de unas 60 mil a 39 mil dosis diarias, con varias regiones del país temerosas de que no poder cumplir las previsiones por falta de vacunas.

El objetivo del Gobierno español es que en verano esté vacunado el 70 por ciento de la población, de unos 47 millones de habitantes.

La campaña de vacunación está salpicada en España por la polémica generada a raíz de varios casos de vacunados antes de que les correspondiera en el protocolo, que da preferencia a grupos de riesgo como residencias de ancianos y personal sanitario, por la que han tenido que dimitir políticos y mandos militares, entre otros.

 

Portugal, a las puertas de una segunda fase

Portugal comienza la próxima semana su segunda fase del Plan Nacional de Vacunación, que arrancó el pasado 27 de diciembre y dio prioridad a los profesionales de salud que están en primera línea y a los residentes y cuidadores de geriátricos.

Al menos, 255 mil personas ya han recibido la primera dosis, aunque muchos de ellos ya están inmunizados.

Los expertos consideran que el plan puesto en marcha desde finales de diciembre se está desarrollando bien, aunque se necesitarían más vacunas para que la población se inmunice lo antes posible.

El objetivo del Gobierno es que en verano esté vacunado el 70 por ciento de la población en un país con alrededor de 10 millones de habitantes.

La próxima semana comenzará una segunda fase, que ha desatado la polémica en Portugal, ya que el Gobierno ha autorizado la administración de la vacuna a políticos y altos cargos, que tendrán preferencia sobre otros colectivos, como los profesores, que lo vienen reivindicando por tener mayor exposición.

 

Hungría, el único país que autoriza las vacunas china y rusa

Hungría, uno de los países de la UE que está vacunando a un ritmo más lento, se adelantó la semana pasada a la decisión comunitaria sobre la vacuna de AstraZeneca y ya ha autorizado no sólo ese producto, sino también el ruso Sputnik V y el chino Sinopharm.

Para el gobierno ultranacionalista húngaro, los retrasos en el programa de vacunación, el 1.8 por ciento de la población frente al 2.3 por ciento de media en la UE, se deben a la lentitud de la UE en aprobar el fármaco anglosueco.

Ese ha sido también el argumento para el uso de fármacos no autorizados aún por Bruselas. De hecho, Budapest anunció este jueves que autorizará automáticamente el uso de toda vacuna que haya sido inoculada a al menos un millón de personas.

El propio primer ministro, el ultranacionalista Viktor Orbán, ha asegurado hoy que él mismo quiere vacunarse con el fármaco de la empresa china Sinopharm, que este viernes ha sido aprobado por el Gobierno.

Sin embargo, las encuestas de opinión muestran que sólo el 35 por ciento de los húngaros se vacunaría con el medicamento ruso, el 27 por ciento con uno chino.

Según los dato publicados hoy, Hungría ha inoculado ya a 175 mil 283 personas, todos con productos de Pfizer/BioNTech o Moderna, las dos únicas aprobadas por la UE, de las que 37 mil 727 han recibido incluso la segunda dosis.

 

Austria recibe solo el 20 por ciento de las vacunas que esperaba

Austria ha recibido hasta ahora sólo el 20 por ciento de todas la unidades de las vacunas de Pfizer/BioNTech y Moderna con las que espera contar durante el primer trimestre del año.

Hasta la fecha, ha inyectado el 81 por ciento de las 208 mil 444 dosis que ha recibido de las vacunas de Pfizer/BioNTech y Moderna, con lo que sólo el 1.8 por ciento de la población ha recibido, al menos, una dosis, según datos del Ministerio de Sanidad.

Y solo 5 mil 600 personas habrían recibido ya la segunda inyección.

El Gobierno ha calificado de inaceptable el anuncio de AstraZeneca de que distribuirá menos dosis en la UE de lo inicialmente acordado.

“Los contratos están para cumplirlos”, ha afirmado Karoline Edtstadler, ministra para asuntos de la Unión Europea.

El país contaba con recibir dos millones de dosis hasta marzo de ese producto, una cantidad que podría ahora quedar en sólo 500 mil, si se cumple la advertencia de la farmacéutica.

 

Bulgaria, a la cola de la UE

Con sólo el 0.4  por ciento de su población vacunada hasta ahora, Bulgaria es el país de la UE, y uno de los del mundo en general, que más lentamente está avanzando en el proceso de inoculación.

El Gobierno de este país, con una de las mayores incidencias de mortalidad por la COVID-19, centró justo en AstraZeneca su petición de vacunas (4.5 millones, frente a los 3.8 de Pfizer/BioNTech o las 500 mil de Moderna), por lo que una reducción de las entregas de ese laboratorio le afectaría especialmente.

Con todo, Bulgaria confía en que si la Agencia Europea del Medicamento da hoy el visto bueno al producto, podrá recibir en febrero casi 262 mil dosis para inocular a 130 mil personas, el triple de la población inoculada hasta ahora.

 

República Checa compensa retrasos con una dosis adicional

La República Checa ha vacunado hasta ahora a 207 mil personas, o sea, cerca del 2 por ciento, de unos 10.7 millones de habitantes.

Para el primer trimestre del año, el país centroeuropeo ha encargado a las farmacéuticas, a través de la Comisión Europea, unas 1.9 millones de dosis: 1 millón a Pfizer-BioNtech, 240 mil a Moderna y 600 mil a AstraZeneca, para inmunizare cerca de un millón de personas.

Sin embargo, en lo que va de año la República Checa ha recibido un 28 por ciento menos de lo acordado, tanto de Pfizer (un 10 por ciento menos) y sobre todo de Moderna (un 89 por ciento menos), un desfase que ha sido en parte compensado con la administración de una sexta dosis (adicional) del fármaco de BioNtech/Pfizer.

El Ministerio de Sanidad ha recomendado a los gobiernos regionales, encargados de política sanitaria, que aplacen en 15 semanas la administración de la primera dosis y que interrumpan el sistema de reserva para pedir una fecha de vacunación.

 

Finlandia tardará 15 meses en vacunas al 70 por ciento de la población

En Finlandia 127 mil 783 personas (el 2.3 por ciento de la población) han recibido la primera dosis de la vacuna, y sólo 10 mil 540 (el 0.19 por ciento) han recibido ya la segunda.

El objetivo de las autoridades es que el 70 por ciento de la población esté vacunada antes del verano, pero al ritmo de vacunación actual ese objetivo tardará 15 meses en alcanzarse.

Según una encuesta reciente, el 86 por ciento de los finlandeses tiene intención de vacunarse (de ellos el 56 por ciento con seguridad), mientras que el 9 por ciento se opone a recibir la vacuna y el 5 por ciento está en duda.

 

Dinamarca y Suecia mantienen sus planes

Dinamarca ha iniciado ya la vacunación de 183 mil 973 personas, el 3.15 por ciento de su población, y el 0.64  por ciento ha recibido las dos dosis, según los últimos datos, de este jueves, del Instituto Serológico, el organismo de referencia para epidemias.

Los retrasos en las entregas de la vacuna de Pfizer y la decisión de la farmacéutica de incluir en sus cálculos una dosis extra por vial han provocado que las autoridades danesas hayan aplazado la vacunación de algunos grupos.

Las autoridades sanitarias danesas mantienen, no obstante, su plan de que toda la población que quiera se haya vacunado al principio de verano, aunque ha demorado su previsión una semana, del 27 de junio al 4 de julio.

Suecia ha tenido que aplazar también por el mismo motivo la vacunación de algunos grupos, aunque el coordinador estatal de vacunas, Richard Bergström, aseguró este viernes que el plan de tener vacunada a toda la población al principio de verano no se verá alterado.

Suecia ha vacunado a 230 mil 517 personas, un 2.6 por ciento de su población, y el 0.2 por ciento ha recibido ya la segunda dosis, según los últimos datos difundidos por la Agencia de Salud Pública.

Con información de EFE

coronaviruscovid-19europavacunas
Menú de accesibilidad