Expresidente brasileño Fernando Henrique Cardoso declara apoyo a Lula, su histórico rival
Foto de Facebook Fernando Henrique Cardoso

Fernando Henrique Cardoso, expresidente de Brasil, declaró este miércoles en redes sociales su apoyo expreso a su histórico rival, el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

En esta segunda vuelta voto por una historia de lucha por la democracia e inclusión social. Voto en Luiz Inácio Lula da Silva”, declaró Cardoso, de 91 años, quien presidió Brasil entre 1995 y 2002.

Lula y el presidente Jair Bolsonaro, líder de la ultraderecha brasileña, se medirán en una reñida segunda vuelta el próximo 30 de octubre, después de que ningún candidato obtuvo más del 50 por ciento de los votos válidos en la primera vuelta del pasado domingo.

Cardoso, un histórico dirigente del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), que antes de la irrupción de Bolsonaro era el gran rival del Partido de los Trabajadores (PT) de Lula, ya había insinuado su apoyo al exmandatario poco antes de la primera vuelta, pero no lo había declarado abiertamente.

En aquella ocasión, sin citar directamente a Lula, Cardoso pidió a los electores que votaran por un candidato que tuviera “compromiso con el combate a la pobreza y la desigualdad, defienda derechos iguales para todos, independientemente de la raza, género y orientación sexual, y esté orgulloso de la diversidad cultural de la nación brasileña”.

Durante décadas, ambos expresidentes fueron rivales políticos y símbolos de la polarización entre el PT y el PSDB.

No obstante, ambos líderes sellaron su reaproximación en 2021, en plena pandemia del coronavirus, en un encuentro que quedó recogido en una fotografía en la que ambos aparecen con mascarilla mientras chocan los puños.

En los últimos tres días, políticos y partidos han comenzado a mover sus fichas de cara a la segunda vuelta presidencial.

Bolsonaro, candidato a la reelección, recibió el martes el respaldo de los gobernadores de los tres mayores estados de Brasil, entre ellos Sao Paulo, principal colegio electoral del país, en tanto que Lula sumó al laborismo de Ciro Gomes, cuarto colocado en la primera vuelta.

Lula podría recibir también en las próximas horas otro importante apoyo, el de la senadora Simone Tebet (centroderecha), quien quedó tercera en las elecciones del pasado domingo con alrededor del 4 por ciento de los votos válidos.

Con información de EFE