Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Exhuman restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos

Exhuman restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos - Foto de EFE
Foto de EFE

Los restos de Francisco Franco fueron trasladados del monumento del Valle de los Caídos con destino al cementerio de El Pardo en Madrid

El helicóptero con el féretro del dictador Francisco Franco aterrizó este jueves en El Pardo, un barrio del norte de Madrid en cuyo cementerio serán reinhumados sus restos y donde desde 1988 está enterrada su viuda, Carmen Polo.

El ataúd fue exhumado hoy, casi 44 años después de la muerte de Franco, en una jornada histórica con la que el gobierno busca normalizar la democracia española y que un dictador que estuvo casi cuatro décadas en el poder no tenga una tumba monumental.

Tras un breve vuelo de apenas 15 minutos desde el complejo monumental del Valle de los Caídos, donde Franco ha estado enterrado casi 44 años, el helicóptero del Ejército del Aire aterrizó a 13.56 hora local (11.56 GMT) en un antiguo campo de tiro militar muy cercano al cementerio.

El ataúd, que es el original debido a que no estaba en mal estado, va a ser trasladado a continuación en un coche fúnebre hasta el cementerio de Mingorrubio.

El féretro, envuelto en un lienzo de color marrón y con una corona de laurel, fue sacado de la basílica a hombros de nietos y bisnietos del dictador.

 

Foto de EFE

las puertas de este camposanto había simpatizantes del dictador que coreaban su nombre así como proclamas en contra del presidente del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez.

Por decisión de la familia, y a pesar de los daños que presenta, los restos han sido portados en el féretro original, tapado con una tela de color marrón y un pendón con el escudo personal de Franco como jefe del Estado, así como una corona con la bandera de España y la leyenda “Tu familia”.

Los trabajos de exhumación de los restos de Franco de la basílica del Valle de los Caídos se prolongaron aproximadamente dos horas durante las cuales se retiró una lápida de granito de 1.500 kilos y se procedió a extraer el ataúd.

Al igual que ha ocurrido en la exhumación, de nuevo en la más estricta intimidad los restos de Franco serán reinhumados en un panteón propiedad de Patrimonio del Estado donde está enterrada su esposa Carmen.

También, y por deseo de la familia, se celebrará un oficio religioso a cargo del prior del Valle de los Caídos y un sacerdote hijo de Antonio Tejero, exoficial de la Guardia Civil que fue uno de los líderes del fallido golpe de Estado de 1981.

En el barrio de El Pardo está situado el palacio donde Franco residió durante su mandato (1939-1975) y que actualmente se utiliza como residencia de jefes de Estado extranjeros en visita oficial.

 

Gritos franquistas de la familia

Al colocar el ataúd en un coche fúnebre con destino al helicóptero se escucharon gritos de ‘Viva España’ y ‘Viva Franco’, habituales durante el régimen del dictador.

La aeronave, un Superpuma del Ejército del Aire, lleva también a uno de los nietos del dictador, Francis Franco, en un vuelo de entre 10 y 15 minutos con destino al cementerio de Mingorrubio, en El Pardo, un barrio del norte de Madrid.

También viaja a bordo la ministra de Justicia, Dolores Delgado, que está participando en este proceso en su calidad de notaria mayor del Reino.

Francis Franco ha sido la cara visible de la oposición a la exhumación por parte de la familia, que interpuso una serie de recursos legales que acabaron siendo decididos a favor del gobierno por parte del Tribunal Supremo.

La aeronave aterrizará en las proximidades del cementerio, desde donde el féretro será trasladado en otro auto fúnebre hasta el panteón donde desde 1988 está enterrada la viuda de Franco, Carmen Polo.

Los demás familiares y otros altos cargos del Ministerio de la Presidencia viajan por carretera, en un recorrido de unos 60 kilómetros.

Gran despliegue de seguridad

Todo el proceso se realiza de forma sobria entre estrictas medidas de seguridad para evitar la toma y filtración de imágenes durante la exhumación y la reinhumación, y también para que no haya ningún tipo de manifestaciones políticas.

A pesar de ello, algunos grupos de simpatizantes de Franco se concentraron fuera del perímetro del Valle de los Caídos y del cementerio con pancartas a favor del dictador y banderas nacionales con el escudo franquista.

Foto de EFE

El exteniente coronel de la Guardia Civil Antonio Tejero, que encabezó el asaltó al Congreso de los Diputados durante el fallido golpe de Estado de 1982, salió de su retiro familiar a los 87 años para acudir también a las afueras del cementerio, rodeado de simpatizantes ultraderechistas.

En el barrio de El Pardo está situado el palacio donde Franco residió durante su estancia en el poder (1939-1975), y que actualmente se utiliza como residencia de jefes de Estado extranjeros en visita oficial.

Cerca de 500 periodistas de 150 medios de comunicación, medio centenar extranjeros,  se han acreditado para asistir a las afueras del Valle de los Caídos o del cementerio de Mingorrubio.

Con información de EFE

exhumaciónfrancisco francoseguridadSimpatizantesValle de los Caídos

Menú de accesibilidad