Europa adopta nuevas restricciones para afrontar alza del COVID-19
República Checa durante pandemia de COVID-19. Foto de EFE

Varios países de Europa aplican nuevas restricciones, sobre todo dirigidas a los no vacunados, para detener la nueva ola de contagios de COVID-19, entre las que destaca Austria, que restringe su movilidad.

La Comisión Europea calificó este lunes de “frágil” la situación epidemiológica de la pandemia de coronavirus en la Unión Europea, ante el aumento de casos en la mayoría de países del bloque y el regreso a las restricciones en lugares como Países Bajos o Austria.

Anuncio en Alemania para aplicación de pruebas COVID-19. Foto de EFE

La orden de confinamiento en Austria exclusivamente para los cerca de 2 millones de ciudadanos mayores de 12 años que no están inmunizados contra COVID-19 ha entrado en vigor este lunes, una medida inédita anunciada por el Gobierno a pesar del escepticismo de los científicos.

Tras encadenar varios récords absolutos en las cifras de contagios, el Gobierno espera que el plan surta el efecto deseado de impulsar la vacunación entre el 35 por ciento de la población que aún no está inmunizada.

Las restricciones al movimiento rigen al menos hasta el 24 de noviembre. Solo podrán salir de sus viviendas para determinados fines, como satisfacer necesidades básicas, ir al médico o a los centros de vacunación, o pasear y hacer ejercicio al aire libre. También pueden ir al trabajo, siempre y cuando presenten allí cada día un test PCR negativo que no debe tener más de 48 horas.

Rusia

Rusia notificó este lunes 38 mil 420 casos y mil 211 muertes por coronavirus en las últimas 24 horas, mientras las autoridades discuten la posibilidad de introducir pases sanitarios para frenar la pandemia.

Se trata del séptimo día consecutivo con más de mil 200 muertes por COVID-19 en el país, según el último dato de las autoridades sanitarias, que atribuyen el fuerte aumento de contagios y muertes en las últimas semanas a la agresividad de la variante Delta, la falta del cumplimiento estricto de las reglas sanitarias por parte de muchos rusos y a la baja tasa de vacunación en el país.

Ante el empeoramiento de la situación epidémica el Gobierno ha enviado al Parlamento un proyecto de ley para implantar el uso obligatorio de un pase sanitario en lugares públicos y el transporte.

Alemania

Los tres partidos que negocian la futura coalición de Gobierno en Alemania están de acuerdo en imponer una serie de restricciones para los no vacunados y afrontar el recrudecimiento de la pandemia en el país, donde las tasas de vacunación son de las más bajas de Europa.

Este acuerdo incluye medidas para la reducción de contactos y la exigencia de tener un certificado de vacunación o un test negativo para subirse a un medio de transporte público.

En Alemania 67.5 por ciento de la población ha recibido la pauta completa de la vacuna y 70 por ciento al menos la primera dosis, lo que representa la cuota de vacunación más baja de Europa occidental.

Francia

Todos los alumnos franceses de primaria tienen que volver a llevar a partir de este lunes cubrebocas en clase, una medida que marca la reintroducción de restricciones ante la llegada de la quinta ola de coronavirus.

La pasada semana, el presidente Emmanuel Macron pidió a los mayores de 65 años y a las personas con factores de riesgo que todavía no lo han hecho que se den la tercera dosis.

De hecho, para los mayores de 65 años, esa dosis de recuerdo será imperativa para que tenga validez su certificado COVID-19, que en Francia es necesario para muchos actos de la vida social, como ir al cine, al teatro o a un estadio, pero también para tomar algo en un bar, en un café o en un restaurante.

La excepción británica

En Reino Unido, el primer ministro, Boris Johnson, dijo que no ve la necesidad de planear restricciones en Inglaterra a pesar del fuerte incremento de las infecciones por coronavirus en otros países europeos.

“No vemos nada en los datos en este momento que sugiera que necesitamos pasar al Plan B (restricciones). Nos mantenemos en el Plan A”, declaró el jefe del Gobierno a los medios durante una visita a un centro médico en el este de Londres.

Johnson decidió a finales de julio levantar las últimas restricciones impuestas en Inglaterra – las otras regiones británicas tomaron sus propias medidas -, con lo que llevar cubrebocas o mantener la distancia social pasaron a ser opcionales.

Con información de EFE