Estados Unidos afirma que prepara nuevas sanciones contra Nicaragua
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, imagen de archivo. EFE/Mario López.

El principal encargado del Departamento de Estado de EE.UU. para Latinoamérica, Brian Nichols, afirmó este lunes que preparan una nueva ronda de sanciones contra Nicaragua, en la jornada inaugural del Foro de la Sociedad Civil dentro de la IX Cumbre de las Américas.

Esperamos cambios profundos en su forma de actuar y si no, vamos a tomar medidas para expresar nuestro desacuerdo con la presión política que existe en Nicaragua en este momento”, expresó Nichols en declaraciones a los periodistas instantes antes de la apertura del Foro de la Sociedad Civil, en un hotel de Los Ángeles.

Desde 2018, Nicaragua atraviesa una crisis que, además de los exiliados, ha dejado al menos 355 muertos, de los cuales el Gobierno de Daniel Ortega ha confirmado 200, mientras que más de 180 personas permanecen encarceladas como “presos políticos”, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Nicaragua ha sido uno de los tres gobiernos, junto con los de Venezuela y Cuba, que han sido excluidos de la IX Cumbre de las Américas por Estados Unidos en su condición anfitrión, al no considerarlos democráticos y no respetar los derechos humanos.

Sobre Venezuela el alto funcionario estadounidense dijo que “hay falta de libertad” y “presos políticos”, situación que es contraria a los “documentos fundamentales de la Cumbre de las Américas”.

“Esa fue nuestra preocupación. Entendemos que hay otras opiniones y pasamos mucho tiempo hablando con los demás, pensando en avanzar en esos temas, pero al final eso es lo que más pesó en nuestra decisión”, indicó Nichols.

También insistió que EE.UU está dispuesto a “modificar sus políticas” hacia la nación caribeña, “si hay negociaciones de buena fe” entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición en México.

Varios gobiernos latinoamericanos han expresado su disconformidad con excluir a esas tres naciones y algunos mandatarios, como forma de protesta, han decidido no acudir a la cumbre, como el boliviano Luis Arce y el mexicano Andrés Manuel López Obrador, quien dio a conocer su negativa este mismo lunes.

La IX Cumbre de las Américas se celebra en la ciudad californiana de los Ángeles hasta el próximo viernes, aunque las sesiones plenarias con los líderes regionales se desarrollarán solo a partir del jueves, según la programación del Departamento de Estado de EE.UU.

Esta es la primera vez que Estados Unidos acoge la cita continental desde su primera edición, que tuvo lugar en 1994, en Miami, durante el Gobierno de Bill Clinton.

Con información de EFE