Elección de Brasil, la más importante y compleja del “súper ciclo electoral latinoamericano”: Zovatto
Luiz Inácio Lula da Silva. Foto de EFE

El analista político Daniel Zovatto aseguró que la elección presidencial del 2 de octubre en Brasil será sin duda “la más importante y la más compleja de la región”.

Ante la publicación de las últimas encuestas, a solo seis semanas de la primera vuelta, el director regional de IDEA Internacional resaltó que Luiz Inácio Lula da Silva mantiene su liderazgo, aunque su diferencia ante el actual presidente, Jair Bolsonaro, se ha reducido.

Según Datafolha del pasado jueves 18/8, la ventaja de Lula se redujo de 18 a 15 puntos en la primera vuelta: 47% a 32% respectivamente”, resaltó.

Zovatto destacó que la recuperación de Bolsonaro tiene como causas una importante reducción de la tasa de inflación en julio; el inicio del plan Auxilio Brasil, que inyectará 8 mil millones de dólares en los bolsillos de millones de hogares pobres y un fuerte apoyo de los evangelistas.

Jair Bolsonaro
Jair Bolsonaro. Foto de EFE

Si las elecciones fuesen hoy el escenario más probable sería la necesidad de ir a un balotaje que tendría lugar el 30 de octubre. Este escenario, la necesidad de un balotaje, es el que Lula desea evitar a toda costa y el que Bolsonaro busca con desesperación”, expuso Daniel Zovatto.

De cara a un eventual balotaje, la diferencia de Lula sobre Bolsonaro es aún mayor, 17 puntos.

El analista político manifestó que la gran duda en relación esta segunda vuelta es si Bolsonaro aceptaría los resultados en caso de una derrota.

Sus permanentes denuncias infundadas de faltas de garantías y de un posible fraude, sus ataques, igualmente infundados, a la urna electrónica (que es confiable, segura y auditable) y a la autoridad electoral, el TSE, que goza de gran prestigio dentro y fuera de Brasil (por su independencia, imparcialidad y profesionalismo), arrojan serias dudas y máxima preocupación”, expresó Zovatto.

Daniel Zovatto manifestó que para Brasil se vienen seis semanas intensas, y el 7 de septiembre es un día clave, porque es cuando el país celebras sus 200 años de independencia “y muchos temen que Bolsonaro aproveche la ocasión para reiterar su discurso de tono golpista y de fuerte crítica acerca de la falta de garantías del proceso electoral, lo cual aumentaría peligrosamente el de por sí elevado nivel de polarización con los riesgos de violencia que ello pudiese conllevar”.

Estamos, pues, ante un proceso electoral clave no sólo para Brasil sino también para toda la región; una elección abierta en la cual, de momento, no hay un claro ganador”, expresó Zovatto.

Con información de López-Dóriga Digital