EE.UU. distribuirá un millón de dosis de la vacuna contra la viruela del mono
Foto de EFE

El Gobierno de Estados Unidos pondrá a disposición de los estados del país más de un millón de dosis de la vacuna contra la viruela del mono en los próximos días, después de que la Administración de Fármacos y Alimentos (FDA, en inglés) aprobara ayer un envío adicional de casi 800 mil dosis.

El secretario de Salud de Estados Unidos, Xavier Becerra, defendió este jueves en una llamada con periodistas que esto implica que el Departamento “ha hecho sus deberes” contra el brote.

Las vacunas serán puestas a disposición de las administraciones sanitarias locales y distribuidas en función de la cantidad de casos detectados y del número de personas vulnerables.

Becerra añadió que las autoridades esperan tener disponibles “varios millones más” de dosis contra la enfermedad a partir de 2023.

Hasta la fecha, en Estados Unidos se han detectado unos 4 mil 600 casos de la enfermedad, que es endémica en algunos países de África pero que hasta hace poco no tenía apenas presencia en otros lugares del mundo.

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) decretó el sábado una emergencia sanitaria internacional por el brote, después de que se hayan detectado más de 16 mil casos en 75 países, muchos de ellos europeos, y cinco muertes.

A pesar de que algunos abogan por que el Departamento de Salud estadounidense haga una declaración similar, Becerra aseguró que su oficina tomará decisiones en función de los datos que reciba sobre la prevalencia de la viruela del mono, destacando que, de momento, el país no ha registrado ni una sola muerte por la enfermedad.

La viruela del mono no es el COVID-19, aunque es contagiosa, dolorosa, y puede ser peligrosa”, explicó.

Becerra pidió a los ciudadanos estadounidenses que se mantengan alerta para detectar los síntomas más comunes de la enfermedad -principalmente fiebre y erupciones en la piel-, que se suele transmitir por contacto.

Hasta la fecha, la gran mayoría de casos detectados en Estados Unidos, así como en otros países, se dan en hombres que han mantenido relaciones sexuales con otros hombres, si bien la enfermedad puede ser transmitida a cualquier persona.

Las autoridades sanitarias estadounidenses han avisado de que lo más probable es que los contagios de viruela del mono aumenten en los próximos días, por lo que es importante que la gente esté alerta y los centros sanitarios sepan que tienen reservas suficientes, tanto de vacunas como de tratamientos, para mantener el brote a raya.

Con información de EFE