EE. UU. intenta de nuevo revocar protección migratoria a “dreamer” mexicano

Foto: AP.
Foto: AP.

Daniel Ramírez Juárez fue uno de los primeros arrestados por el gobierno de Donald Trump pese a que estaba inscrito en el DACA y no tenía antecedentes penales

Autoridades migratorias de los Estados Unidos buscan revocar el estatus de un mexicano de 25 años de edad que consiguió un amparo por un programa diseñado para proteger de la deportación a los inmigrantes traídos a Estados Unidos de forma ilegal cuando eran niños.

Daniel Ramírez Juárez, quien llegó a la Unión Americana a los 7 años de edad, fue uno de los primeros arrestados por el gobierno de Donald Trump pese a que estaba inscrito en el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés) además de no haber cometido crímenes.

Sin embargo, el fallo emitido en una demanda colectiva interpuesta en California le devolvió a Ramírez Juárez su estatus otorgado por el DACA  así como su permiso de trabajo, ordenándole al Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS por sus siglas en inglés) que no podían quitarles sus protecciones a los beneficiarios del programa sin darles una oportunidad de impugnar la decisión

Pero dicha agencia le notificó hace unas semanas que pretendía otra vez revocar su estatus migratorio por la misma causa por la cual comenzó su primer proceso de deportación: haber tenido contacto con pandillas, afirmación que ha sido descartada por el abogado defensor y un juez de migración.

Foto: AP.

“Es un enfoque increíblemente cruel hacia este caso. Lo que es ilegal en esto es que han tenido por más de un año la oportunidad de probar su acusación de que Daniel (Ramírez) es miembro de una pandilla. No lo han hecho”, aseguró Ethan Dettmer, uno de los abogados de Ramírez.

Ramírez Juárez fue detenido junto a su padre en febrero de 2017, quien sí tenía antecedentes de deportación, en donde los agentes migratorios aseguraron en la investigación apuntaba a que el joven de 25 años tenía vínculos con pandillas, además de que tenía un tatuaje relacionado a bandas delectivas en el brazo derecho que dice “La Paz BCS”, acusación que fue negada tajantemente por la defensoría.

Daniel Ramírez Juárez estuvo seis semanas detenido y liberado después bajo fianza, aunque un juez de inmigración ordenó en enero pasado su deportación debido a su estatus ilegal, pese a las evidencias de no estar vinculado con pandilla alguna, decisión que fue impugnada por los abogados defensores

Será hasta el 1 de mayo cuando se conozca si el estatus migratorio de Ramírez Juárez sea restablecido a como estaba antes de su detención.

Con información de AP

Daniel Ramírez JuárezEstados UnidosmigraciónServicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados UnidosUSCIS