EE.UU. asegura que es el momento de retirarse de Afganistán
Soldados estadounidenses en Afganistan. Foto de Michael Watkins/ DVIDS

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, afirmó este miércoles que “ahora” es el momento de retirar las tropas de Afganistán, tras cumplir con el objetivo de que el país no vuelva a ser un “refugio” para grupos terroristas que atacan a los países occidentales.

El político se pronunció en ese sentido después de conocerse que Washington comenzará el proceso de retirada de sus militares de Afganistán “antes del 1 de mayo” y dejará a “cero” las tropas antes del vigésimo aniversario de los atentados del 11 de septiembre de 2001, que llevaron a Estados Unidos a invadir Afganistán, según explicó el martes un alto cargo estadounidense, que pidió el anonimato.

El presidente estadounidense, Joe Biden, anunciará el plan de manera oficial hoy.

Hace casi veinte años, después de que Estados Unidos fuera atacado el 11 de septiembre, juntos fuimos a Afganistán para lidiar con aquellos que nos atacaron y para asegurar que Afganistán no se convertiría de nuevo en un refugio para terroristas que puedan atacar a cualquiera de nosotros, y juntos hemos logrado los objetivos que nos propusimos alcanzar”, declaró Blinken en la sede de la OTAN, en Bruselas.

Por eso, añadió que “ahora es el momento de llevar a nuestras fuerzas a casa”.

La retirada de Estados Unidos será gradual y sin condiciones, con el objetivo de poner fin antes de septiembre a la guerra más larga de su historia.

La decisión del presidente estadounidense plantea un nuevo calendario de retirada y borra el compromiso de su predecesor, Donald Trump, de sacar a las tropas del país antes del próximo 1 de mayo.

En la actualidad, la OTAN mantiene en Afganistán una misión de asesoramiento, entrenamiento y formación de las fuerzas de seguridad locales con 9.592 efectivos. Estados Unidos aporta dos mil 500 militares y el resto se distribuyen entre miembros de la Alianza y socios de la organización, como Georgia. Alemania ya aseguró que sincronizará su salida del país asiático con la de Washington.

Blinken y el secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, se reúnen hoy en la sede de la OTAN con el secretario general aliado, Jens Stoltenberg, y participan en una videoconferencia con los ministros de Exteriores y Defensa de la organización para tratar la cuestión afgana y la escalada militar rusa en la frontera con Ucrania.

El jefe de la diplomacia estadounidense recordó antes de su encuentro con Stoltenberg que los países de la OTAN fueron “juntos” a Afganistán, ajustaron su presencia “juntos” y se marcharán “juntos”.

Trabajaremos muy de cerca juntos en los próximos meses y semanas en una retirada segura, prudente y coordinada de nuestras fuerzas de Afganistán. Pero incluso mientras hacemos eso, nuestro compromiso con Afganistán, con su futuro, permanecerá”, comentó.

En cuanto a la concentración de fuerzas rusas junto a la frontera ucraniana, Blinken afirmó que se trata de la mayor desde 2014, cuando tuvo lugar la anexión de Crimea por parte de Moscú.

Stoltenberg, por su parte, manifestó la preocupación de los aliados por la “concentración militar masiva” de Rusia junto a Ucrania.

“Rusia debe poner fin a esta concentración militar, detener las provocaciones y desescalar”, exigió.

Sobre Afganistán, dio “la bienvenida” a la oportunidad de coordinar “de manera estrecha” y mantener consultas con los aliados sobre la presencia futura en ese país.

Con información de EFE