Difunden fotografía de presunto autor de atentado en Estrasburgo

Difunden fotografía de presunto autor de atentado en Estrasburgo

La Policía Nacional de Francia ha publicado la fotografía y descripción del sospechoso del ataque perpetrado el martes en un mercado navideño

Este miércoles, la Policía Nacional de Francia ha publicado la fotografía y la descripción del sospechoso del ataque perpetrado el martes en el mercado navideño de la ciudad de Estrasburgo, que dejó un saldo de tres muertos y trece heridos.

Identificado como Cherif Chekatt, de 29 años, mide 1.80 metros y tiene “corpulencia normal, cabello corto, barba ocasional, tono de piel moreno y una marca en la frente”.

Asimismo, la Policía ha pedido a la población que llame al teléfono 197 en caso de que tenga información que permita localizar al sospechoso. “Es un individuo peligroso. Sobre todo no intervenga por su cuenta”, alertó.

Más de 600 policías y gendarmes estaban movilizados este miércoles para encontrar a este hombre que “sembró el terror”, según las palabras del ministro del Interior, Christophe Castaner, al abrir fuego contra la multitud hacia en pleno centro de Estrasburgo.

El sospechoso resultó herido por militares del operativo Centinela, que patrullan en todo el territorio francés ante la amenaza terrorista, pero aún así logró huir. Al parecer a bordo de un taxi.

Testigos del ataque del lunes escucharon cómo gritaba “Dios es grande” en árabe, según un fiscal encargado de la investigación.

Nacido en Estrasburgo en 1989, estaba fichado por radicalización por los servicios antiterroristas franceses (tenía una “ficha S”), tras su paso por la prisión entre 2013 y 2015 durante el cual llamó la atención de los servicios de inteligencia por su comportamiento violento, su radicalización en la práctica religiosa y su proselitismo.

Por este motivo, lo vigilaron de “forma bastante seria” tras salir de la cárcel en 2015, explicó el secretario de Estado de Interior, Laurent Nuñez, durante una entrevista el miércoles por la mañana en la emisora de radio francesa France Inter.

Antecedentes

Aunque tenía antecedentes “bastante importantes”, como una veintena de penas por delitos comunes en Francia y Alemania, donde purgó una pena de cárcel, “nunca había estado implicado en delitos relacionados con el terrorismo“, añadió Nuñez, quien desmintió que hubiera intentado viajar a Siria.

Durante su paso por la cárcel, el supuesto atacante “incitaba a una práctica religiosa radical, pero nada indicaba que pudiera pasar al acto en su vida corriente”, afirmó el secretario de estado.

Para Anne Giudicelli, directora de la consultora Terrorisc, el atacante “responde a todas las características de los perfiles que ya hemos visto: fichado S, sí. Pasado de delincuente, sí. Radicalización durante su paso en prisión, sí.”

Su pasado “puede justificar que tenga contactos entre los pequeños o grandes delincuentes”, permitiéndole “obtener armas fácilmente” o “esconderse”, asegura.

La ministra de Justicia francesa, Nicole Belloubet, precisó que “cumplió dos penas de prisión de dos años cada una”. “Salió (de prisión) hace tres años, tras su última condena”, añadió.

Según las autoridades alemanas, el sospechoso también fue condenado en Alemania a “2 años y 3 meses de prisión en 2016 por robo”. Estuvo durante poco más de un año en una prisión alemana antes de ser expulsado a Francia.

“No estaba muy implicado en el islam”, explicó a la AFP Zach, de 22 años, que vivía en el mismo barrio de viviendas sociales que el presunto atacante, en la periferia de Estrasburgo. Este vecino lo describe como un hombre “discreto”, que vivía solo en un pequeño piso, aunque sus padres residían en el mismo barrio, precisó.

Antes del ataque del martes, el fugitivo ya era buscado por otro caso, un robo a mano armada presuntamente cometido con “su banda de maleantes” en agosto que terminó mal, con un intento de homicidio, según una fuente cercana de la investigación.

Agentes de los servicios de inteligencia franceses fueron a buscarlo el martes a su apartamento pero no lo encontraron. En cambio, sí que descubrieron una granada y una pistola en su domicilio.

Aunque todavía se desconoce el móvil exacto, la fiscalía antiterrorista consideró que había las pruebas suficientes para iniciar una investigación por “asesinatos e intento de asesinatos en relación con un proyecto terrorista”.

Con información de AFP y Europa Press

atentado terroristaEstrasburgofrancia

Menú de accesibilidad