Díaz-Canel acusa a EE.UU. de “reavivar” protestas contra el gobierno
Díaz-Canel acusa a EE.UU. de "reavivar" protestas contra el gobierno. Foto de EFE

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, acusó a la Embajada de Estados Unidos en La Habana de “reavivar lo ocurrido” en las protestas antigubernamentales del 11 de julio pasado.

El mandatario cargó contra Washington durante su discurso en la clausura de las sesiones extraordinarias de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP, Parlamento unicameral), en la que estuvo presente el expresidente Raúl Castro (2008-2018).

Además, señaló al país norteamericano de impulsar acciones para “provocar un estallido social” en la isla.

De acuerdo con Díaz-Canel, Estados Unidos -al que acusó de “cinismo”- ha construido “versiones infames de los juicios” contra los manifestantes del 11J.

“Ciegos de frustración, el imperio y sus asalariados acuden a viejas prácticas de ataque con modernas técnicas de guerra no convencional”, censuró el mandatario.

Según la Fiscalía General de Cuba, se ha procesado por dichas protestas a 790 personas, de las que 55 tienen entre 16 y 17 años.

Desde diciembre se han registrado en Cuba juicios a manifestantes del 11J, con centenares de acusados.

Estados Unidos y la Unión Europea, así como ONG cubanas e internacionales, han denunciado irregularidades en los procesos y criticado las altas condenas de cárcel, que en ocasiones han llegado a los 30 años.

Díaz-Canel también rechazó los señalamientos de Washington que acusan a la isla de encarcelar a menores de 16 años que participaron en las protestas.

“Desde el país que posee récords mundiales de encarcelamiento y maltrato carcelario a niñas y niños, se nos acusa de haber juzgado y condenado a menores de 16 años”, criticó. La edad mínima penal en Cuba son los 16 años, según la Fiscalía General de Cuba.

En semanas pasadas, el presidente cubano aseguró que se les aplicó “el procedimiento legal establecido” a 27 niños de menos de 16 años.

Diez fueron internados en escuelas de formación integral y de conducta y a 17 se les aplicó “la medida de atención individualizada” en su propia escuela.

La ONG Prisoners Defenders, por su parte, aseguró en su último recuento que a finales de marzo había registrado medidas contra al menos 26 adolescentes de entre 14 y 17 años.

Con información de EFE