Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Diagnostican con dengue al presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez

Diagnostican con dengue al presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez - El mandatario de Paraguay está afectado por el serotipo DEN 4, que es el dominante en el país suramericano
El mandatario de Paraguay está afectado por el serotipo DEN 4, que es el dominante en el país suramericano. Foto de Unsplash

El mandatario de Paraguay está afectado por el serotipo DEN 4, que es el dominante en el país suramericano

El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, instó a la ciudadanía a seguir la campaña para eliminar los criaderos del mosquito transmisor del dengue durante su primer día de reposo, después de que este miércoles se le diagnosticara esa enfermedad que este año ha dejado dos muertes en el país.

“Continuemos juntos con la eliminación de criaderos, protegiendo a nuestras familias y brindando mejor servicio en nuestros Centros de Salud. Bendiciones”, dijo el mandatario en su cuenta de Twitter.

Abdo Benítez, de 48 años, agradeció además las muestras de solidaridad recibidas, en un comentario ilustrado con una foto en la que aparece con su esposa, Silvana López-Moreira.

“¡Gracias por los mensajes de solidaridad! Estoy bien, ¡gracias a Dios! Guardando reposo. ¡Debemos tener conciencia que el dengue nos puede atacar a todos!”, indicó Abdo Benítez, del conservador Partido Colorado.

El presidente descansa en la residencia presidencial de Mburuvicha Roga, centro de Asunción, desde que esta mañana se confirmara que sufre un cuadro de dengue.

“Tenemos el resultado de las pruebas laboratoriales que confirman que el presidente se encuentra con dengue”, dijo en una rueda de prensa el ministro de Salud, Julio Mazzoleni.

El mandatario está afectado por el serotipo DEN 4, que es el dominante en el país suramericano.

No obstante Abdo Benítez tenía previsto atender varias reuniones de Gobierno pero con “pequeñas restricciones”, según Mazzoleni.

Mazzoleni comentó en las misma comparecencia que “el dengue no discrimina región demográfica, tampoco nivel social”

La confirmación llegó un día después de que Abdo Benítez sintiera “dolor de cabeza y una sensación de malestar inespecífica” durante una jornada en el departamento de Alto Paraná.

Ello provocó su regreso a Asunción para ser sometido a diversos estudios.

El reposo de Abdo Benítez coincide con un momento delicado para su Gobierno, que encara una crisis penitenciaria por la fuga de 75 presos de la organización criminal brasileña Primer Comando Capital (PCC).

El Gobierno ha reconocido que hubo complicidad en esa fuga por parte de las autoridades y guardias de la cárcel de Pedro Juan Caballero, frontera con Brasil, donde el domingo se produjo el hecho.

Los principales partidos de la oposición amenazaron el martes con impulsar un juicio político al presidente por esa fuga, al tiempo que exigieron la dimisión de los ministros de Interior, de Defensa, y de Justicia.

Paraguay enfrenta además una alarma sanitaria con un promedio semanal de unos 3 mil casos sospechosos de dengue, que ha causado dos muertes este año, al tiempo que hay otros fallecimientos en estudio para certificar si se produjeron por la enfermedad.

De acuerdo con la cartera sanitaria, hay unos mil 800 casos confirmados de dengue, en su mayoría en Asunción y el área metropolitana y en el departamento Central, las zonas más pobladas de Paraguay.

Al respecto, Mazzoleni aseguró esta mañana que la cartera sanitaria garantiza “los insumos y medicamentos pertinentes” para los afectados.

Paraguay registró en 2019 más de 10 mil casos confirmados de dengue, de los cuales 9 fueron fatales.

La peor epidemia fue la de 2013, con 150 mil casos y 252 muertos en un país de casi siete millones de habitantes.

Con información de EFE

 

dengueMario Abdo Benítezparaguay
Menú de accesibilidad