Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Detienen a aliada de Navalni por entrar en domicilio de supuesto agente del FSB

Detienen a aliada de Navalni por entrar en domicilio de supuesto agente del FSB - Foto de EFE
Foto de EFE

Liubov Sobol, aliada de Navalni, fue detenida por entrar en el domicilio de un supuesto agente del FSB, que participó en la operación de envenenamiento del líder de la oposición rusa

La abogada rusa Liubov Sobol, estrecha aliada del opositor Alexéi Navalni, fue detenida hoy por entrar en el domicilio de un supuesto agente del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) que participó en la operación de envenenamiento del líder de la oposición rusa.

La portavoz del Comité de Instrucción de Rusia, Yulia Ivanova, informó de que se había incoado un caso penal por allanamiento de morada, cargo que puede acarrear hasta dos años de cárcel.

Sobol, jurista del Fondo de Lucha contra la Corrupción, ha sido detenida por espacio de 48 horas en calidad de sospechosa, agregó la fuente.

Según la acusación, el pasado lunes Sobol entró por la fuerza en el domicilio, empujando a la mujer que le abrió la puerta y grabó sus dependencias con la ayuda de un teléfono móvil, informan las agencias rusas.

La denuncia de allanamiento fue originalmente presentada por una mujer, que, según la prensa, es la suegra de Konstantín Kudriavtsev, un experto químico del FSB, cuya identidad fue desvelada esta semana por Navalni.

El opositor publicó un video con una conversación telefónica en la que supuestamente arranca una confesión a Kudriavtsev, quien desveló que la sustancia química utilizada para envenenar a Navalni, Novichok, fue rociada en el interior de uno de los calzoncillos del opositor en un hotel en la ciudad siberiana de Tomsk.

El FSB emitió un comunicado en el que tachó de “falsa” dicha conversación, que consideró una “provocación” orquestada con el fin de “desacreditar” al servicio de seguridad.

La conversación telefónica tuvo lugar horas antes de que el 14 de diciembre el medio digital Bellingcat, sus socios “Der Spiegel” y CNN, denunciaran junto a Navalni que un comando de expertos en armas químicas del FSB estaba implicado en su envenenamiento.

Navalni decidió publicar la grabación solo después de la rueda de prensa anual del presidente ruso, Vladímir Putin, al que acusa de ordenar personalmente su asesinato.

Al respecto, el presidente ruso, Vladimir Putin, replicó que Estados Unidos está detrás de dicha investigación y, por primera vez, justificó el hecho de que el opositor sea vigilado por el FSB por contar con el apoyo de los servicios de inteligencia estadounidenses.

Con información de EFE

asesinatoconversaciónNavalnirusiavladimir putin
Menú de accesibilidad