Descubren diez cámaras de tortura en zonas de Járkov liberadas por Ucrania
Foto de EFE

Las fueras del orden ucranianas han descubierto diez cámaras de tortura en los territorios de Járkov recién liberados por las tropas del país, seis de ellas en la ciudad de Izium, informó en declaraciones a la televisión el jefe de la policía nacional, Ihor Klymenko.

En los territorios desocupados de la región de Járkov se han descubierto hasta el momento diez cámaras de tortura, seis de ellas en la ciudad de Izium, en los lugares de emplazamiento de las fuerzas armadas rusas, donde había soldados de la Guardia Rusa, empleados del FSB, representantes de la policía rusa, la fuera de intervención rápida (SOBR) y otras unidades”, precisó.

Agregó que otras dos cámaras de tortura fueron descubiertas en la ciudad de Balaklia, una en el pueblo de Hrakovo, en el distrito de Chuhuiv, y una en la ciudad de Vovchansk.

“Sabemos con certeza que allí se torturó a personas, y ya tenemos información sobre los que murieron allí”, dijo en declaraciones recogidas por Ukrinform.

Según Klymenko, en Izium, las cámaras de tortura se encontraban en el territorio de la administración del distrito, la policía local, en el edificio del servicio de seguridad, la fiscalía, el centro de prestación de servicios administrativos y en la oficina de reclutamiento.

En Balaklia estaban ubicadas en el edificio de la policía, en el centro de detención temporal y en el edificio de la imprenta, y en Vovchansk, en el territorio de la planta de agregados.

Según Klimenko, ya se ha confirmado la muerte de un hombre de 40 años en Balaklia, “un agricultor local que fue torturado hasta la muerte” y que “fue estrangulado con una soga”.

Las fuerzas del orden liberaron además a unos ciudadanos de Sri Lanka que habían sido capturados cuando intentaban llegar a Járkov.

“En la ciudad de Vovchansk había siete ciudadanos de Sri Lanka, estudiantes de la Facultad de Medicina de Kupiansk. Después de que los ocupantes entraran en la ciudad, intentaron salir hacia Járkov. Fueron detenidos y colocados en una celda en Vovchansk y torturados. Les arrancaron las uñas con unos alicates”, indicó.

Agregó que “todos están en un estado emocional inestable” y señaló que “estas personas estuvieron en cámaras de tortura durante varios meses”.

Explicó, además, que en las celdas de castigo había mujeres, en particular en Balaklia.

“Ocho mujeres en diez metros cuadrados. En un suelo de hormigón sin productos de higiene personal. Las mujeres fueron humilladas. Los hombres eran torturados con descargas eléctricas, les enrollaban cables pelados alrededor de las manos y los conectan a los correspondientes aparatos”, precisó.

El objetivo de las torturas por parte de las fuerzas rusas era conseguir información sobre el despliegue de las tropas ucranianas, sobre posibles grupos subversivos en los territorios ocupados y sobre participantes en operaciones antiterroristas.

Los detenidos fueron torturadas y retenidos desde tres días a una semana y hasta alrededor de dos meses, indicó Klymenko.

Con información de EFE