Desarticulan red de explotación laboral de migrantes

Desarticulan red de explotación laboral de migrantes - Foto de El País
Foto de El País

En España, se desarticuló una organización de tráfico ilegal de inmigrantes con fines de explotación laboral

Un operativo de la Policía Nacional y de la Guardia Civil de España en colaboración con la Europol, permitió la desarticulación de una organización pakistaní de tráfico ilegal de inmigrantes con fines de explotación laboral en restaurantes de comida rápida.

La investigación sobre este caso, inició luego de que las autoridades detectaron entre mediados de 2011 y finales de 2012 un incremento en la apertura de restaurantes de comida rápida tipo ‘kebab’.

Sus trabajadores en realidad eran migrantes, quienes habían pagado 14 mil euros para regularizar su situación migratoria en España, pero terminaban siendo empleados de estos restaurantes.

Kebab
Foto de El País

A medida que las investigaciones avanzaron, los agentes comprobaron que la red se extendía también a diversas localidades de Málaga, Sevilla, Córdoba, Granada y Jaén, contando con más de 50 establecimientos.

El operativo derivó con la detención de 25 personas en España y cuatro en Polonia. Se han llevado a cabo 23 registros domiciliarios en España y se han realizado 60 inspecciones en establecimientos de comida rápida, durante los cuales se han localizado a 26 ciudadanos pakistaníes en situación irregular.

Los inmigrantes eran trasladados a través de Libia e Italia cruzando por Turquía y Grecia. Los trayectos a través del Mediterráneo eran además sumamente peligrosos, pues en muchas ocasiones, viajaban hacinados en embarcaciones en pésimas condiciones de conservación, sin ventilación y sin ningún tipo de condiciones higiénicas y sanitarias.

Una vez en España, eran distribuidos por la organización por los diferentes kebabs de los que disponían, donde eran explotados laboralmente, siendo obligados a trabajar en jornadas continuadas, sin ningún tipo de descanso y sin recibir a cambio ningún tipo de remuneración ni tener ningún tipo de derecho social.

Con información de El País.

españaexplotación laboralpakistántráfico de migrantes