Cuba retira de su nueva Constitución el matrimonio homosexual

Cuba retira de su nueva Constitución el matrimonio homosexual - Foto de AFP
Foto de AFP

Una de las principales promotoras de las labores de inclusión de personas LGBT en Cuba ha sido Mariela Castro, hija de Raúl Castro

Cuba retiró del proyecto de su nueva Constitución los cambios que favorecían el matrimonio homosexual en la isla, un tema que fue apoyado por el propio presidente Miguel Díaz-Canel pero al que la ciudadanía se opuso mayoritariamente.

“El proyecto de Constitución de Cuba no va a definir qué sujetos integran el matrimonio, con lo cual esa discusión sale del universo constitucional”, dijo el secretario del Consejo de Estado y diputado coordinador de la redacción del texto, Homero Acosta, citado por la prensa oficial.

La propuesta inicial de nueva Carta Magna aprobada por el Congreso en julio incluía en el artículo 68 la definición de matrimonio como la unión “entre dos personas”, modificando el concepto de “entre hombre y mujer” establecido en la Constitución de 1976.

El íntegro del proyecto fue sometido al debate ciudadano en barrios y centros de trabajo entre agosto y noviembre. El tema del matrimonio fue el más tratado y ampliamente apoyado por organizaciones de personas LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales).

Sin embargo un amplio número de ciudadanos pareció rechazarlo, así como las comunidades religiosas, principalmente evangélicas, con manifestaciones en sus templos.

La comisión redactora del proyecto propone un nuevo artículo, el 82, en sustitución del 68, que define el matrimonio “como una institución social y jurídica“.

Lo considera como “una de las formas de organización de la familia“, que “se funda en el libre consentimiento y en la igualdad de derechos, obligaciones y capacidad legal de los cónyuges”. Establece que será “la ley” la que determine “la forma en que se constituye y sus efectos”.

El asunto referido al concepto de matrimonio quedará en manos del Código de Familia, donde “deberá establecerse quiénes pueden ser sujetos del matrimonio, se realizará una consulta popular y referéndum en un plazo de dos años a partir de una propuesta de disposición transitoria recogida en el propio proyecto” de Constitución.

El nuevo proyecto reconoce además los vínculos jurídicos de hecho y a quienes formen un proyecto de vida en común y una familia bajo las condiciones y circunstancias que señale la ley.

Una de las principales promotoras de las labores de inclusión de personas LGBT en Cuba ha sido la diputada Mariela Castro, hija de Raúl Castro.

La propia Mariela aseguró que estas modificaciones en el proyecto no eran un retroceso porque el nuevo texto finalmente “borra el binarismo de género y heteronormatividad” al referirse al matrimonio.

El hecho de hablar de cónyuges “mantiene la posibilidad de que todas las personas podamos acceder a la institución matrimonial”, aunque admite que la lucha tendrá que darse en el Código de Familia.

“No hemos cedido ni cederemos a los chantajes fundamentalistas y retrógrados que se oponen políticamente al proyecto emancipador de la Revolución Cubana”, agregó.

El proyecto de Carta Magna también reconoce el papel del mercado, la propiedad privada y la inversión extranjera en la economía socialista de la isla.

Con información de AFP

constitucióncubahomosexuallegislaciónmatrimonio
Menú de accesibilidad