Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Cuba exigirá un PCR negativo a los viajeros que lleguen a partir del 1 enero

Cuba exigirá un PCR negativo a los viajeros que lleguen a partir del 1 enero - Cuba exigirá un PCR negativo a los viajeros que lleguen a partir del 1 enero. Foto EFE
Cuba exigirá un PCR negativo a los viajeros que lleguen a partir del 1 enero. Foto EFE

El protocolo establece la aplicación de dos pruebas PCR al llegar al país: una en el mismo aeropuerto y otra cinco días después

Cuba exigirá a todos los viajeros que ingresen al país a partir del próximo 1 de enero la presentación de una prueba PCR de COVID-19 negativa realizada como máximo 72 horas antes del viaje, informó este jueves la Cancillería de la isla.

La medida coincide con un notable aumento de los contagios diarios desde la reapertura de los aeropuertos cubanos a mediados de octubre -un mes después el de La Habana-, con una marcada incidencia de los casos importados y de los contagios locales relacionados con contactos con viajeros.

Cuba marcó hoy un nuevo récord de casos diarios con 217 nuevos positivos, 101 de ellos importados, y acumula 10 mil 717 personas diagnosticadas con la enfermedad desde marzo pasado y 139 muertes.

Según una nota publicada en el sitio oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex), la decisión responde a la situación epidemiológica internacional asociada a el COVID-19 y se aplicará “sin perjuicio de las medidas higiénico sanitarias ya implementadas en las fronteras cubanas”.

El protocolo de vigilancia epidemiológica vigente establece para los residentes la realización de dos pruebas PCR al llegar al país: una en el mismo aeropuerto y otra cinco días después. Los viajeros deben permanecer en su vivienda o alojamiento hasta tener el resultado negativo de la segunda prueba.

En el caso de los viajeros que permanezcan por un tiempo menor a cinco días en territorio cubano se les exime de una segunda prueba de diagnóstico, mientras que a los turistas que se alojan en hoteles se les realiza una única prueba en el aeropuerto y posteriormente son monitoreados por el equipo médico del complejo hotelero.

En los últimos días las autoridades han reforzado los mensajes en los que piden a la población que cumpla con las medidas de protección, y en especial cuando tengan contacto con personas llegadas del extranjero.

Buena parte de los focos de contagio detectados desde la reapertura de las fronteras cubanas, que permanecieron ocho meses cerradas, han estado relacionados con viajeros que no siguieron el protocolo de aislamiento, y con personas que estuvieron en contacto con ellos.

Con motivo de las fiestas de fin de año, es habitual que cientos de cubanos residentes en el exterior regresen a celebrarlas con sus familiares. Un alto porcentaje llega desde Florida, estado con una de las mayores tasas de contagio en Estados Unidos.

Ayer, la Corporación de la Aviación Cubana S.A. (Cacsa) emitió un llamado a la población para que se abstenga de acudir al exterior de las terminales aéreas -al interior solo acceden los viajeros- en grupos a esperar o despedir a familiares o amigos, y pidió que solo vaya una persona a hacerlo.

Desde el comienzo de diciembre, los recuentos diarios del Minsap han registrado un incremento de las infecciones de COVID-19 que en la última semana no bajan del centenar, dispersos en casi todas las provincias cubanas.

La Habana, con 2.2 millones de habitantes y cuyo aeropuerto es la principal puerta de entrada a la isla, es el territorio que más casos ha concentrado en las últimas semanas, tanto autóctonos como importados.

La gran mayoría de la isla se encuentra desde el pasado 12 de octubre en una etapa de “nueva normalidad” que permite la activación total de servicios y actividades económicas.

Con información de EFE

cancilleríacontagioscovid-19cubapruebas PCR
Menú de accesibilidad