Cuba confirma contacto con EE.UU. por daños del huracán Ian
Cuba confirma contacto con EE.UU. por daños del huracán Ian. Foto de EFE

El Gobierno cubano confirmó que mantiene contacto con Estados Unidos en relación con los daños materiales sufridos por el huracán Ian la semana pasada.

La Habana confirma así una información difundida recientemente por el Wall Street Journal (WSJ) en la que se aseguraba que la isla había contactado con el Gobierno de Estados Unidos.

“Gobiernos de Cuba y Estados Unidos hemos intercambiado información sobre los daños cuantiosos y pérdidas lamentables ocasionados por el huracán Ian en ambos países”, aseguraba en la red social Twitter la Cancillería cubana.

El breve mensaje agregaba que el Gobierno de Cuba mantiene asimismo comunicación “con otros gobiernos interesados en los estragos y necesidades para la recuperación en Cuba”.

El WSJ publicó una exclusiva titulada “Cuba hace una inusual petición de ayuda estadounidense tras la devastación por el huracán Ian”.

La noticia explicaba que el Gobierno cubano había solicitado “asistencia de emergencia” a Washington y que la administración del presidente Joe Biden estaba en contacto con las autoridades en la isla para conocer cuánta ayuda era precisa.

En los últimos días ha llegado a Cuba asistencia de diverso tipo de México, Venezuela y Argentina, así como de la Organización Mundial de la Salud (OS) y su filial regional en las Américas.

Colectivos de la sociedad civil de  Estados Unidos próximos a Cuba pidieron este sábado en un anuncio en el New York Times al Gobierno de Estados Unidos que levantase temporalmente las sanciones a la isla para facilitar la reconstrucción tras el paso de Ian.

El huracán Ian cruzó el martes el extremo occidental de Cuba de sur a norte, con intensas lluvias y vientos de hasta 200 kilómetros por hora, dejando por el momento tres muertos y cuantiosos daños materiales.

Por cuestiones no totalmente aclaradas, el paso del huracán generó un apagón completo en la isla, daños en unas 200 mil viviendas y afectaciones graves en cultivos e infraestructuras.

Con información de EFE