Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Consideran “sin precedentes” incendios forestales en Australia

Consideran “sin precedentes” incendios forestales en Australia - Labores de bomberos contra incendios en Nueva Galaes del Sur. Foto de EFE
Labores de bomberos contra incendios en Nueva Galaes del Sur, Australia. Foto de EFE

Los incendios forestales en Australia iniciaron desde el 7 de noviembre, principalmente por las condiciones cálidas y secas

Desde el pasado 7 de noviembre y hasta la última semana del mes, la actividad de incendios forestales ha aumentado significativamente en el noreste de Nueva Gales del Sur, estado australiano en el que se han experimentado siniestros “sin precedentes”.

El Servicio de Monitoreo de la Atmósfera de Copérnico (CAMS, por sus siglas en inglés) ha monitoreado la intensidad de estas conflagraciones desde que estallaron, así como la emisión resultante de contaminantes atmosféricos.

Los incendios forestales en Australia no tienen precedentes, y el CAMS sigue de cerca tanto la intensidad de los incendios como la propagación del humo sobre Australia y el Océano Pacífico.

De acuerdo con datos proporcionados por el servicio implementado por el Centro Europeo para Pronósticos Meteorológicos de Mediano Alcance en nombre de la Unión Europea, precisó que en dicho estado australiano nunca antes se habían registrado incendios como los que se tienen actualmente.

Entre las causas se encuentran las condiciones cálidas y secas; lo que desencadenó que la actividad de incendios forestales aumentó repentinamente en los estados de Nueva Gales del Sur y Queensland, en Australia.

El CAMS anotó que en comparación con los 16 años anteriores, la actividad de incendios en Australia en general ha sido relativamente baja desde principios de septiembre, pero sí aumento la cantidad la última semana.

“Hemos estado monitoreando de cerca la intensidad de los incendios y el humo que emiten”, expresó el científico de CAMS, Mark Parrington.

“Al comparar los resultados con el promedio de los 16 años anteriores en nuestro conjunto de datos GFAS, son muy inusuales en número e intensidad, especialmente en las partes del noreste de Nueva Gales del Sur”, manifestó Parrington.

Vida silvestre que sobrevivió a incendios forestales, en el Parque Nacional Wollemi, Australia. Foto de EFE
Vida silvestre que sobrevivió a incendios forestales, en el Parque Nacional Wollemi, Australia. Foto de EFE

Añadió que una situación preocupante es que el humo que emiten los siniestros se extiende por el Océano Pacífico Sur; el cual se compone de gases y partículas que causan problemas de la calidad del aire y pueden afectar la salud de las personas que viven en el área.

La situación actual obligó a las autoridades de Nueva Gales del Sur a declarar un estado de emergencia, por lo que cientos de escuelas fueron cerradas debido a condiciones de incendio y niveles peligrosos de contaminación del aire.

Mientras que el Servicio de Cambio Climático de Copernicus (C3S) publicó recientemente su resumen hidrológico de octubre de 2019, el cual muestra que el territorio australiano fue mucho más seco de lo habitual durante el mes pasado en comparación con el promedio de 1981-2010.

“También el país ha estado menos húmedo que el promedio durante el último año, con un suelo más seco, particularmente en el oeste; esto es consistente con las condiciones de sequía a largo plazo que contribuyen a la actividad actual de incendios”, refirió el Servicio de Monitoreo de la Unión Europea.

Con información de Notimex

australiaincendios forestalesNueva Gales del Sur
Menú de accesibilidad