Comienza fase de sentencia del juicio por el tiroteo en Parkland
El tirador de la escuela Parkland, Nikolas Cruz, en una fotografía de archivo. Foto de EFE/ EPA/ AMY BETH BENNETT.

La fase de sentencia del juicio a Nikolas Cruz, autor confeso del tiroteo en el que perdieron la vida 17 personas en una escuela secundaria de Parkland (Florida) en 2018, comienza este lunes en los tribunales de Fort Lauderdale, a 40 kilómetros de Miami, en medio de una gran exposición mediática.

Cruz, que tenía 19 años cuando abrió fuego con un rifle semiautomático dentro de su antigua escuela, de la que había sido expulsado por indisciplina y problemas de conducta, se enfrenta a la pena de muerte o a cadena perpetua.

En octubre de 2021, el joven, que quedó huérfano en 2017 tras la muerte de su madre adoptiva tres meses antes del tiroteo, aceptó ante la jueza Elizabeth Scherer su culpabilidad por la muerte de 14 alumnos y 3 miembros del personal de la secundaria Marjory Stoneman Douglas (MSD), en el sureste de Florida.

En total son 34 cargos los que se le imputan: 17 por asesinato y 17 por intento de asesinato de los que sobrevivieron a las heridas de bala aquel 14 de febrero de 2018 en Parkland, a 74 kilómetros de Miami.

Desde las primeras horas de la mañana se congregaron alrededor de los tribunales de Fort Lauderdale numerosos periodistas y personas que esperaban encontrar un lugar dentro de la sala del juicio.

El juicio, que se inició en abril con la selección del jurado, que duró tres meses y tuvo muchos contratiempos, ha sido varias veces demorado, primero por la pandemia y luego por peticiones de la defensa y la Fiscalía para contar con más tiempo para elaborar sus alegatos, que empezarán a presentar hoy.

En junio la defensa de Cruz, compuesta por abogados públicos, trató de retrasar el inicio de la fase de sentencia con el argumento de que los tiroteos ocurridos entonces, en Búfalo (Nueva York), Uvalde (Texas) y Tulsa (Oklahoma), con 35 muertos en conjunto, podrían perjudicar a su defendido durante el proceso, pero su petición no fue aceptada.

“Lamento mucho lo que hice y tengo que vivir con ello todos los días”, dijo Cruz al leer una declaración escrita cuando se declaró culpable.

“Estoy haciendo esto por ustedes y no me importa si no me creen, y los quiero, y sé que no me creen pero tengo que vivir con esto todos los días y me trae pesadillas”.

La declaración de culpabilidad evitó a los familiares de las víctimas el estrés y el trauma de un largo juicio penal público con al menos 900 testigos y millones de páginas del expediente.

En octubre, Cruz además fue sentenciado a unos 26 años de cárcel por cuatro cargos relacionados con una agresión en noviembre de 2018 contra un oficial penitenciario, de los que también se había declarado culpable.

Esa condena representa un agravante en su caso que junto a otros factores, como la premeditación que ha alegado la Fiscalía y la frialdad al rematar a estudiantes que estaban heridos, puede acercarle a la pena capital.

La fiscalía estatal del condado Broward, al norte de Miami, ha señalado desde que ocurrió la matanza que buscaría la pena capital y además ha aclarado que no ha negociado el asunto con la defensa.

En el caso de Parkland, un jurado tendrá a cargo la recomendación de la sentencia al juez, quien tendrá la palabra final.

Para la pena capital que la Fiscalía solicita para Cruz se necesitan los 12 votos del jurado. En caso contrario recibiría una pena de prisión de por vida.

Cruz está detenido sin derecho a fianza desde el mismo día del tiroteo y en un interrogatorio policial admitió haber sido el autor.

Con información de EFE