Colombia y el ELN inician en México el quinto ciclo de sus negociaciones de paz
El jefe de la delegación del ELN Pablo Betrán, en una imagen de archivo. Foto de EFE/ Rayner Peña

El Gobierno de Colombia y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) anunciaron este lunes el inicio del quinto ciclo de la Mesa de Diálogos de Paz en Ciudad de México, en medio de la crisis que atraviesa el proceso por los secuestros cometidos por ese grupo armado.

“Confiamos en que, con la disposición de ambas partes y el apoyo de la comunidad internacional, esta nueva ronda de negociaciones en nuestro país abra vías para alcanzar una solución definitiva y duradera del conflicto”, indicó el comunicado emitido por la Cancillería mexicana, que sirve como anfitriona de las conversaciones.

La nota no precisa la duración de las negociaciones en la capital mexicana.

“México reitera su permanente compromiso con la solución pacífica a las controversias y con la promoción de la paz y la seguridad en América Latina, así como su respaldo firme e inequívoco al proceso de paz entre el Gobierno de Colombia y el ELN”, agregó.

Como en otras ocasiones, la mesa de diálogo contará con el acompañamiento de representantes de los Gobiernos de México, Brasil, Chile, Noruega y Venezuela como países garantes.

A finales del mes pasado, la delegación de paz del Gobierno anunció que se reunirían los representantes de ambos equipos para dedicar su esfuerzo a “superar la crisis por la que atraviesa actualmente el proceso de diálogos generada por el secuestro del señor Luis Manuel Díaz“, padre del futbolista del Liverpool Luis Díaz, quien estuvo 12 días retenido.

Según datos oficiales, 32 personas han sido víctimas de secuestro este año por parte del ELN, con fines extorsivos y al menos cuatro de ellas continúan en manos de esa guerrilla.

En ese sentido, el ELN afirmó en dos cartas publicadas esta semana que la mesa de negociaciones vive un momento “crítico” que “impacta la implementación de los acuerdos parcialmente suscritos hasta ahora, así como el desarrollo de la agenda de negociaciones”.

Eso ha provocado el aplazamiento en varias ocasiones del inicio de esta nueva ronda en México.

En este nuevo ciclo también se espera conocer el primer informe trimestral sobre el cese bilateral del fuego por 180 días que comenzó el 3 de agosto el cual tendrá ocasión de continuidad, previa evaluación de las partes.

Con información de EFE