Cita a través de red social termina en secuestro y robo

Cita a través de red social termina en secuestro y robo - Foto de Clarín
Foto de Clarín

Un hombre en Argentina se citó a través de Badoo con una mujer, pero cuando llegó al lugar acordado, fue drogado por unos delincuentes

A través de la red social Badoo, que sirve para conocer personas con la intención de entablar una relación afectiva, un hombre de 56 años fue engañado por una supuesta mujer que lo citó en un lugar con el fin de conocerse en persona, pero todo era una trampa por parte de un grupo de delincuentes.

Cuando el sujeto llegó al sitio señalado, fue sorprendido por unos delincuentes quienes lo amenazaron y drogaron, para luego quitarle las llaves de su vivienda, ubicada en el barrio de Balvanera, Buenos Aires, a donde se dirigieron los criminales para robar sus pertenencias e incluso mantuvieron como rehén a su hija y a otra familia mientras se apoderaban del dinero y los objetos de valor.

El hombre engañado también se encontraba secuestrado mientras se concretaba el robo y fue hasta después que lo dejaron abandonado en la zona de Monserrat. Desorientado caminó a la comisaria para contar lo que le había sucedido, informaron los policías de esa ciudad.

El hecho ocurrió minutos después de la media noche de este lunes, cuando el sujeto que se desempeña como comerciante dedicado a la venta de plata, salió de su casa en dirección a un hotel cercano en el que se encontraría con la supuesta mujer con la que mantuvo comunicación a través de la red social.

Cuando el hombre llegó al lugar, en Avenida de Mayo al 1300, fue abordado por tres delincuentes armados quienes lo privaron de su libertad, para luego golpearlo en repetidas ocasiones y llevarlo al lugar donde lo mantendrían secuestrado. Ahí fue atado a un sillón y lo forzaron a ingerir varias pastillas para ponerlo en estado de somnolencia.

Los delincuentes tomaron su celular, lo fotografiaron drogado y amordazado, para luego dirigirse hasta su departamento ubicado en la calle Sarmiento, en donde ingresaron, cerca de la una de la mañana, utilizando las llaves del hombre secuestrado.

Los delincuentes adentro de la vivienda del comerciante, despertaron a su hija de 19 años y la tía de esta, una mujer de 52 años a quien amarraron y encerraron. Mientras que a la joven le enseñaron la foto de su papá y amenazaron con lastimarlo si no les decía dónde estaban el dinero y los objetos de valor.

Sin embargo, el botín de los delincuentes solo fue de 300 pesos argentinos (375 pesos mexicanos), un celular, un anillo y el vestido de 15 años de la chica, a quien luego amarraron los delincuentes y la dejaron encerrada con su tía, para luego huir y posteriormente liberar al comerciante que solo buscaba una cita amorosa.

Con información de Clarín

red social