Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Casi 10 millones de personas han perdido su empleo en EE.UU. por crisis de COVID-19

Casi 10 millones de personas han perdido su empleo en EE.UU. por crisis de COVID-19 - Illinois stay at home order
Ciclista en calle desierta de Illinois. Foto de EFE

Hace tan solo un mes, Estados Unidos registraba un índice de desempleo del 3.5 por ciento, el más bajo en medio siglo

Una cifra sin precedentes de casi 10 millones de personas han perdido sus trabajos en Estados Unidos en las últimas dos semanas en medio del paro masivo de actividades ocasionado por las medidas para contener la expansión de la pandemia de COVID-19, que ya ha convertido al país en el más afectado del mundo, con 216 mil contagios.

El Departamento de Trabajo informó este jueves de que más de 6.64 millones de personas solicitaron el subsidio por desempleo la semana pasada, sumándose a los 3.28 millones de solicitantes de la semana anterior, que ya había marcado un récord, algo totalmente inaudito en la economía estadounidense.

La mayor economía del mundo, en la que el coronavirus ha causado ya más de 5 mil muertes, hace tan solo un mes registraba un índice de desempleo del 3.5 por ciento, la más baja en medio siglo y considerada próxima al pleno empleo, y este viernes se publicarán las cifras correspondientes a marzo.

Ahora, el despido de 9.92 millones de trabajadores en tan solo dos semanas equivale al total de empleo destruido en los primeros seis meses y medio de la llamada Gran Recesión de 2007-2009.

Algunos economistas calculan que la tasa de desempleo podría llegar al 20 por ciento, el doble de lo registrado en octubre de 2009, cuando el país recién llevaba tres meses en la penosa recuperación tras la Gran Recesión.

El sector de hoteles y restaurantes fue, al igual que la semana precedente, el más golpeado a medida que se agrava la crisis causada por la epidemia del COVID-19, pero el informe muestra, asimismo, que el impacto se ha extendido a los servicios de cuidado de la salud, las fábricas, el comercio minorista y la construcción.

El promedio de solicitudes en las cuatro últimas semanas, que indica la tendencia del mercado laboral, subió a la cifra sin precedentes de 2.61 millones en la semana que terminó el 28 de marzo.

Lo mismo ocurrió con el número de personas que estaban percibiendo el beneficio, que subió a 3.02 millones, según el informe del gobierno, la cifra más alta desde 2013.

Estos datos muestran de nuevo los efectos económicos y sociales del avance del coronavirus, que los economistas anticipan que llevarán al país a una recesión este año, después de que el producto interior bruto creciese un moderado 2.3 por ciento en todo 2019.

La pandemia ha relegado el interés de los estadounidenses por la campaña electoral de este año, y ha puesto en la cuerda floja el intento de reelección del presidente Donald Trump, quien había prometido un crecimiento económico anual cercano al 4 por ciento durante su gestión.

Estados Unidos, que ha registrado crecimientos sostenidos desde el fin de la Gran Recesión, en julio de 2019, pero modestos en comparación con las promesas de Trump, aguarda ahora con ansiedad el socorro de 2 billones de dólares aprobado por el Congreso para lograr una reactivación lo antes posible.

Michael Gapen, economista principal de Barclays Plc, dijo en una entrevista con Bloomberg Radio que “si se toman juntos los números de las últimas dos semanas, tenemos un incremento de 6 puntos porcentuales en el desempleo en abril”.

La semana pasada California registró el mayor número de solicitudes del subsidio por desempleo con 879 mil trámites, después de 186 mil en la semana anterior.

En Pensilvania, las solicitudes semanales aumentaron de 377 mil a 406 mil; mientras que la semana pasada hubo 366 mil pedidos en Nueva York; 311 mil en Michigan; 276 mil en Texas; 272 mil en Ohio; 227 mil en Florida y 206 mil en Nueva Jersey.

El gobierno también anunció una reducción del 12 por ciento del déficit en el comercio exterior de bienes y servicios en febrero, que se situó en 39 mil 900 millones de dólares, debido a la caída de los precios del petróleo y los efectos de la epidemia en la economía de China, uno de los principales socios comerciales de Estados Unidos y que se vio afectada antes por el COVID-19.

Con información de EFE

coronaviruscovid-19empleoenfermotrabajo
Menú de accesibilidad