Bombardeo a una boda en Yemen deja 131 muertos
Foto de AP

Dos ataques aéreos lanzados por error contra una boda en Yemen, realizados por una coalición encabezada por Arabia Saudita que confundió a los asistentes a la celebración con rebeldes chiíes, dejó un saldo de 131 muertos.

Las agresiones ocurrieron en Wahga, población cercana al estratégico estrecho de Bab el Mandeb, informaron las autoridades yameníes.

Por su parte, un alto funcionario explicó que los ataques fueron “un error”. Entre los muertos hay al menos 80 mujeres, según responsables médicos yemeníes que actualizaron la cifra.

El conflicto de Yemen ha dejado a los rebeldes, conocidos como hutíes, y a las fuerzas leales al expresidente Ali Abdulá Salé contra el gobierno apoyado por los saudíes y la comunidad internacional, así como los separatistas del sur, milicias locales y extremistas suníes.

La coalición respaldada por Estados Unidos y liderada por Arabia Saudita ha realizado ataques aéreos contra los rebeldes desde marzo de este año.

“Bombardearon una boda donde solo había civiles y la mayoría murieron porque el hospital de Mokha estaba cerrado debido a la falta de suministros: no hay medicamentos, combustible, electricidad, nada, por eso el personal se fue”, informó Hassan Boucenine, de la organización Médicos Sin Fronteras.

Agregó que no había fuerte presencia militar cerca de donde ocurrió el ataque.

Asimismo, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-Moon, condenó los ataques y pidió a todas las partes involucradas en el conflicto “de dentro y fuera del país, a detener de inmediato las actividades militares”.

Otros detalles y las circunstancias que llevaron a que la boda fuera atacada no fueron revelados de momento. La población en la que ocurrió se encuentra en la afectada provincia de Taiz, donde los civiles suelen ser víctimas de los ataques aéreos saudíes así como de los proyectiles de mortero de los rebeldes.

En el conflicto en Yemen han muerto por lo menos dos mil 100 civiles, según cifras de la ONU.

Redacción