Minuto a Minuto

Ciencia y Tecnología OMS pide proteger a los jóvenes del tabaco y los cigarros electrónicos
La OMS estima que aproximadamente 37 millones de jóvenes entre 13 y 15 años en todo el mundo consumen tabaco
Economía y Finanzas Reunión de T-MEC concluye con llamado para acelerar la “total implementación” del acuerdo
Las tres ministras de Comercio pidieron que se redoblen los esfuerzos que fomenten la total implementación del T-MEC, de cara a su revisión
Internacional Ecuador aplaude que CIJ rechace medidas cautelares solicitadas por México
Ecuador manifestó que el fallo de la CIJ "confirma el carácter innecesario de la solicitud" realizada por México tras la irrupción en su Embajada
Vida y estilo Una animación con chilaquiles, el nuevo ‘doodle” de Google
Google afirmó que las búsquedas de chilaquiles en su navegador están de alta tendencia todos los fines de semana en EE.UU.
Internacional China responde a López Obrador que el país “no es colonizador”
López Obrador reveló que el embajador de China en México, Zhang Run, le "mandó un recado" para cuestionar su discurso del 5 de mayo
Bolsonaro pasa a ser investigado por intento golpista en Brasilia
Bolsonaro pasa a ser investigado por la intentona golpista de Brasilia. Foto de EFE

A petición de la Fiscalía, la Corte Suprema incluyó al expresidente brasileño Jair Bolsonaro en la lista de investigados por el intento golpista que cometieron sus simpatizantes más radicales el domingo en Brasilia.

El cerco judicial se estrecha sobre el exmandatario, quien se encuentra actualmente en Estados Unidos y del que se sospecha que incitó a sus partidarios a invadir y destrozar las sedes del Parlamento, la Presidencia y el Supremo el 8 de enero.

El Ministerio Público solicitó al Supremo permiso para investigar al líder ultraderechista por su presunta participación como autor intelectual del violento asalto y, tan solo unas horas más tarde, el alto tribunal acató la petición.

El aval lo dio el magistrado Alexandre de Moraes, uno de los once jueces del Supremo, actual presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE) y objeto de graves ataques desde hace meses por parte de Bolsonaro y sus aliados.

De Moraes aceptó el principal argumento de la Fiscalía: un video compartido por Bolsonaro en sus redes sociales el 10 de enero, dos días después del asalto a los tres poderes, en el que se siembran dudas sobre el resultado de las elecciones de octubre y la legitimidad de las instituciones.

El capitán retirado del Ejército, que sigue sin reconocer abiertamente su derrota en las urnas, eliminó ese video horas después, cuando ya estaba circulando como la pólvora entre sus acólitos.

Con ello, el Ministerio Público cree que “incitó de forma pública a la práctica del crimen”.

Para De Moraes, con la divulgación del video, Bolsonaro, a priori, “se posicionó una vez más” de forma “criminal contra las instituciones”, en especial contra el Supremo y el Tribunal Superior Electoral (TSE), “imputando a sus jueces fraude en las elecciones para favorecer” a Lula.

El magistrado también señaló que estudiará “en el momento oportuno” un posible interrogatorio a Bolsonaro ante “las noticias de que no se encuentra en territorio brasileño”.

El exjefe de Estado viajó a Orlando, en Florida, el pasado 30 de diciembre, dos días antes de acabar su mandato, por motivos nunca explicados, aunque recientemente dijo que volvería a finales de este mes.

Sobre el asalto golpista, apenas se pronunció en unos tuits el mismo día 8 para rechazarlo de forma tibia y negar las acusaciones vertidas por Lula, quien responsabilizó a su predecesor de “estimular” a sus seguidores.

A lo largo de la pasada campaña electoral, Bolsonaro acusó a la cúpula judicial de actuar en favor de Lula y lideró una feroz campaña contra el sistema electoral con base en alegaciones falsas de fraude.

La izquierda defiende que ese comportamiento, unido a su silencio tras perder las elecciones, alimentó la ira de los bolsonaristas, que hasta la semana pasada estaban acampados en la puerta de los cuarteles pidiendo un golpe contra el dirigente progresista.

Al no ser escuchados por las Fuerzas Armadas, miles de ellos lo intentaron el domingo sembrando el caos durante cuatro horas en Brasilia.

Bolsonaro, un nostálgico defensor de las dictaduras militares de derechas y que el pasado día 1 perdió su inmunidad, es investigado además en otros cuatro procesos penales abiertos en el Supremo, pero todos ellos están en la fase inicial.

Uno de ellos busca esclarecer si interfirió de forma política e ilegal en las decisiones de la Policía Federal para proteger a su familia.

También es investigado por divulgar noticias falsas sobre la vacuna contra la covid-19, que asoció con el riesgo de desarrollar sida, y por divulgar documentos secretos de la Policía con los que quiso inflamar su campaña contra el proceso electoral.

Igualmente está en el foco de la Justicia en otro caso que indaga la existencia de “milicias digitales”, vinculadas a grupos de extrema derecha, que buscan derribar el orden democrático.

Otro de los investigados por los violentos actos del domingo pasado es el exsecretario de Seguridad de Brasilia Anderson Torres, quien fue ministro de Justicia de Bolsonaro.

Sobre Torres, un fiel aliado de Bolsonaro que participó en esa campaña de descrédito contra el sistema electoral, pesa una orden de prisión del Supremo por su supuesta “omisión” en el asalto de Brasilia.

Además, la Policía halló en la casa del exministro un borrador de un decreto presidencial para intervenir el Tribunal Superior Electoral y “corregir” el resultado de las presidenciales, que Bolsonaro perdió ante Lula por una diferencia de 1.8 puntos.

Torres, como Bolsonaro, está en Estados Unidos, aunque ha afirmado que regresará a Brasil en los próximos días para entregarse a las autoridades.

Con información de EFE