Biden responde al tratamiento contra el COVID-19; sólo presenta dolor de garganta
Joe Biden, presidente de Estados Unidos. (EFE-Archivo)

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, sigue respondiendo bien al tratamiento contra COVID-19 y sus síntomas han disminuido “considerablemente”, indicó este domingo su médico, Kevin C. O’Connor.

El balance diario sobre su estado precisó que en estos momentos padece sobre todo “dolor de garganta”.

Su goteo nasal, tos y dolor corporal han disminuido considerablemente. Sigue teniendo la voz un poco tomada. Su pulso, presión sanguínea, frecuencia respiratoria y temperatura siguen normales. Su saturación de oxígeno se mantiene excelente”, señaló esa nota.

La Casa Blanca anunció el jueves que Biden había dado positivo de COVID-19 y este sábado apuntó que, según los resultados preliminares, “probablemente” se ha contagiado de la subvariante BA.5 de la cepa ómicron, responsable de entre el 75 y el 80 % de los contagios de coronavirus en Estados Unidos.

El presidente, que ha recibido las dos dosis de la vacuna y otras dos de refuerzo, está siendo tratado principalmente con el antirretrovírico oral Paxlovid.

Biden “responde a la terapia tal y como estaba previsto. La variante BA.5 es particularmente transmisible y seguirá aislado”, añadió el comunicado.

De acuerdo con el protocolo de la Casa Blanca, que va más allá de las recomendaciones de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), hasta que no dé negativo no retomará sus tareas de forma presencial.

Biden ha aprovechado el interés que ha despertado su contagio para instar a la población a vacunarse. En un país donde las vacunas son gratuitas, solo el 67,2 % de los estadounidenses tienen la pauta completa (dos dosis) y apenas el 48,2 % se ha puesto una dosis de refuerzo.

El presidente quiere recordar a los estadounidenses que se vacunen porque, en sus propias palabras, es importante”, dijo el viernes en una rueda de prensa la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre.

Con información de EFE