Parlamento de Barbados aprueba ruptura con la Corona británica

Parlamento de Barbados aprueba ruptura con la Corona británica - Barbados
Barbados. Foto de Google Maps / Banja-Frans Mulder

El Parlamento de Barbados votó a favor de separarse de la corona británica para convertirse en una república democrática

El Parlamento de Barbados, un pequeño territorio caribeño de cerca de 280 mil habitantes, votó por un margen de 25-0, enmendar la Constitución para poner fin a la asociación del país con la Corona británica y dar a la isla el estatus de República, con una posible entrada en vigor el 30 de noviembre.

La medida supondrá que a partir de ese día en Barbados, que se independizó de Reino Unido en noviembre de 1966, fecha en la que ingresó en la ONU, la jefatura de Estado deje de recaer en la reina Isabel II de Inglaterra, si el proceso avanza como está previsto.

 

La primera ministra de Barbados, Mia Mottley, señaló ante el Legislativo que la transición de Barbados a una república parlamentaria se trata de una medida largamente meditada.

Mottley recordó a los legisladores que su administración no ha llevado a cabo acciones precipitadas y que las conversaciones sobre la transición comenzaron hace más de dos décadas.

Describió la iniciativa como un “proyecto de ley simple pero funcional”, ya que la enmienda constitucional revoca la norma de Barbados de 1966 que otorga la jefatura del Estado a la Corona británica, manteniendo intacta el resto de la Constitución.

Un ciudadano de Barbados, jefe de Estado

La enmienda prevé que un ciudadano de Barbados sea jefe de Estado, cambie el juramento de lealtad de a la Corona británica y garantice la continuidad en todos los demás aspectos del Estado en Barbados.

“Esta ha sido una conversación que se ha venido desarrollando desde diciembre de 1998. Ha sido un largo viaje”, indicó Mottley.

Dijo que el cambio pondría fin a un jefe de Estado británico de Barbados desde que los colonos ingleses desembarcaron en la isla en 1625 y reclamaran ese territorio para el rey Jaime I.

Mottley sostuvo que había llegado el momento de la transición, ya que Barbados necesitaba tener el control total de todos sus asuntos.

“Lo que hace es permitirnos cerrar el círculo con respecto a la independencia y pasar a otro estado de nuestro desarrollo, lo que permite a la población de Barbados decirle al mundo que tenemos la confianza en nosotros mismos para ser completamente responsables de quiénes somos y de lo que hacemos”, destacó.

Dijo a los legisladores que junto con Joseph Sylvester Atherley, líder de la oposición, harán una nominación conjunta para escoger un presidente de Barbados que ejercerá como jefe de Estado y que luego se fijará una fecha para esa elección, proceso que espera se lleve a cabo este mes.

Reservas sobre la legalidad de la iniciativa

Atherley expresó sus reservas sobre la legalidad del paso al estatus republicano, a pesar de declarar su pleno apoyo a la medida.

El líder de la oposición, citando a juristas, dijo que la forma en que el Gobierno procedía a cambiar el estatus de Barbados de un reino a una república con un jefe de Estado podría implicar problemas de legalidad.

Atherley matizó que no estaba atacando al Gobierno, sino que simplemente quería que la transición a una república se hiciera de la manera correcta.

“He hablado con varias personas del ámbito legal que opinan que es inapropiado que el Parlamento de Barbados busque emprender una acción que resulte en lo que percibimos como la revocación de una orden del Consejo del Parlamento de Reino Unido”, precisó.

Atherley se preguntó sobre si puede el Parlamento de Barbados revocar una orden del Consejo del Parlamento de Reino Unido.

Mal momento

“Más allá de los argumentos constitucionales y legales es un mal momento. No sabemos qué nos traerá el próximo año, es posible que aún nos enfrentemos a la pandemia de COVID-19”, sostuvo.

También dijo que la fecha del 30 de noviembre para la transición no era la más adecuada.

Sugirió, por contra, el 26 de julio de 2022, coincidiendo con el Día de Significación Nacional, que conmemora la rebelión obrera liderada en 1937 por el hoy héroe nacional Clement Payne.

El presente estatus sitúa a Barbados como una monarquía constitucional con parlamento que tiene a Isabel II como jefe de Estado y al gobernador general como su representante en el territorio caribeño.

Barbados cuenta una población mayoritariamente de origen africano.

El antiguo primer ministro Freundel Stuart anunció en marzo de 2015 que el país sustituiría la monarquía por una república en 2016, lo que, de haberse llevado a cabo, hubiera coincidido con el 50 aniversario de la independencia de Barbados.

Con información de EFE

Barbadoscorona británicareino unidoRepública
Menú de accesibilidad