Autor del ataque a Rushdie se declara no culpable, pero seguirá en prisión
Salman Rushdie. Foto de EFE

Hadi Matar, el hombre acusado de apuñalar al escritor Salman Rushdie, se declaró no culpable de los cargos de intento de asesinato y de agresión presentados por un gran jurado del condado de Chautauqua, al noroeste del estado de Nueva York, y continuará en prisión provisional, según medios locales.

Rushdie se disponía el pasado viernes a intervenir en una conferencia literaria en esa localidad, situada a algo más de seis horas por carretera de su residencia en la ciudad de Nueva York, cuando Matar saltó al escenario y le propinó numerosas puñaladas, que estuvieron a punto de costarle la vida.

El joven de 24 años fue arrestado inmediatamente y este jueves compareció ante un juez para escuchar los cargos que le imputó un gran jurado, una figura habitual en este tipo de casos penales.

Tras declararse no culpable, el tribunal decretó que Matar continúe en prisión provisional y sin posibilidad de fianza, siguiendo la solicitud de la Fiscalía.

Durante el fin de semana, el acusado ya se había declarado no culpable de los cargos de intento de asesinato y agresión con arma que habían presentado inicialmente los fiscales.

Ayer miércoles, en una breve entrevista concedida desde prisión al diario New York Post, Matar dijo que sentía aversión hacia Rushdie por haber “atacado el islam”, aunque reconoció que apenas había leído un par de páginas de “Los versos satánicos”, el libro por el que el autor se ganó la enemistad de muchos musulmanes.

Rushdie temía por su vida desde que publicó el polémico libro “Los versos satánicos” en 1988, ya que su obra fue objeto en 1989 de una fatua (decreto religioso) por parte del régimen islámico de Irán, que lo condenó a muerte.

En la entrevista, Matar aseguró que no estaba en contacto con Irán y, por consejo de su abogado, evitó decir si se inspiró en la fatua emitida por el ayatolá Ruholá Jomeini.

“Respeto al ayatolá. Creo que es una gran persona. Eso es todo lo que diré sobre el asunto”, señaló el joven, hijo de inmigrantes libaneses y residente en el estado de Nueva Jersey.

Sobre Rushdie, dijo que había pasado tiempo viendo videos suyos en YouTube: “Vi muchas charlas. No me gusta la gente así de falsa”, dijo respecto al escritor, al que calificó como “alguien que ha atacado el islam, ha atacado sus creencias, su sistema de fe”.

Según ha dicho su madre a medios locales, Matar volvió de un viaje a la tierra de sus ancestros en 2018 obsesionado con la religión, y se mostraba cada vez más solitario y aislado.

Rushdie permanece en estado grave en un hospital de Pensilvania y los detalles sobre su salud han sido escasos, pero su hijo ha dicho que ya no necesita respiración asistida y el martes trascendió que se había mostrado “elocuente” cuando fue entrevistado por los agentes de Policía.

Con información de EFE