Alertan sobre reagrupación de Al Qaeda en Siria y otros países

Alertan sobre reagrupación de Al Qaeda en Siria y otros países - Foto de AP
Foto de AP

Expertos en el tema indicaron que toda la atención se ha centrado en el Estado Islámico, mientras Al Qaeda crece en la región

La organización terrorista Al Qaeda está activa y se reagrupa en países como Siria, Yemen o Libia, donde espera a que el autoproclamado Estado Islámico (EI) sea debilitado por las alianzas de Estados que la combaten, para “actuar conforme a su estilo”.

Los expertos Fernando Reinares, Bruce Hoffman y Carola García-Calvo coincidieron en este punto en la mesa redonda “La amenaza del terrorismo yihadista en Europa desde el 11-M”, realizado por el Real Instituto Elcano.

 

Miembros de Al Qaeda. Foto de CBC

 

El debate, que tuvo como eje la publicación del libro de Reinares, “Al Qaeda’s revenge. The Madrid 2004 Train Bombing” (Columbia University Press), analizó la comparativa del yihadismo actual en Europa y lo que rodeó a los atentados en la capital española el 11 de marzo de 2004.

Hoffman, director del Centro de Estudios sobre Seguridad de la Universidad de Georgetown, expuso que “Al Qaeda no ha desaparecido, está esperando que el Estado Islámico reciba un golpe y cause divisiones entre las alianzas que la combaten, para reagruparse y actuar”.

Consideró que el grupo que lideró Osama Bin Laden centra su atención en Siria para en su momento absorber ahí lo que quede del Estado Islámico, ya sea “a través de una amalgamación o un apoderamiento hostil”.

Recalcó que a diferencia del EI, Al Qaeda es más selectivo al reclutar gente, sigue con su estilo de atentados en trenes o líneas del metro.

“No hay que minimizar a Al Qaeda, a sus capacidades, la complejidad con la que opera y los tiempos. Llevamos mucho hablando solo del Estado Islámico y no hemos dado atención a Al Qaeda que crece actualmente en Yemen, Siria o el Sahel” (franja del norte de África), dijo Reinares.

El director del Programa sobre Terrorismo Global del Real Instituto Elcano indicó que en este libro comprueba cómo Al Qaeda estaba presente en España desde los años 90.

Asimismo que los atentados de marzo de 2004 fue venganza por el desmantelamiento de su célula en 2001 en la “Operación Dátil” de la policía y justicia españolas.

Reinares narró cómo, tras esa operación, dirigentes de la organización “juran vengarse” en marzo de 2002 y preparan a los miembros de la célula que no fueron detenidos y otros vinculados, por lo que “no se entiende el 11-M si no se conoce la historia de Al Qaeda en España”.

“Por ignorancia sobre la presencia del yihadismo en España, los españoles no sabían a dónde mirar tras los atentados del 11-M y miraron inicialmente a la organización ETA y a la guerra en Irak. Eso nos dividió gravemente”, aseguró.

Por su parte, García-Calvo recordó algunos datos de la evolución del yihadismo en España como el hecho de que ahora 10 por ciento de los detenidos los últimos años ha realizado procesos de autoradicalización, o que 12 por ciento sean mujeres.

Al ser preguntado por qué en España no se ha vuelto a repetir un atentado yihadista desde 2004, Reinares comentó que esa experiencia hizo que la policía y justicia españolas reforzaran su actuación de forma más anticipada sobre grupos o personas de riesgo.

Aclaró que eso no implica que sea un país que esté el margen de sufrir atentados, pero se observa una constante de que España no está, por ejemplo, entre los países de Europa occidental que más aportan combatientes extranjeros al EI.

Recordó que los ocho países que más radicalizados tienen por cada 100 mil habitantes son Francia, Bélgica, Alemania, Reino Unido, Dinamarca, Holanda, Austria y Suecia, y que en algunos de ellos es donde más atentado se han cometido recientemente.

 

Miembros del autoproclamado Estado Islámico. Foto de Internet

 

Apuntó que a ello se suma que son países con una comunidad islámica de tercera generación, frente a España que tiene inmigración musulmana de primera generación.

El académico español agregó que en el futuro de España tendrá que cuidar “la combinación entre segmentos vulnerables de segunda generación de esa inmigración, con conflictos de identidad, con la creciente influencia de predicadores salafistas; eso hace muchos estragos”.

Redacción

al-qaedaSiriaTerrorismo

Menú de accesibilidad