Abren investigación penal contra la cadena Chipotle
Foto de AP.

El gobierno de los Estados Unidos ha iniciado una investigación delictiva a la cadena de comida Chipotle, luego de que los pronunciados escándalos suscitados tras la intoxicación de sus comensales en diversas cadenas del país.

Chipotle ha señalado en un documento regulatorio que las autoridades le han pedido entregar gran número de documentos relacionados con el brote del norovirus del año pasado en su restaurante en Simi Valley, California, pero se negó a proporcionar más información.

Foto de Chipotle.

Agregó que la investigación no involucra un brote más reciente de E. coli que dejó varias personas intoxicadas en nueve estados, ni otro brote del norovirus en Boston.

La investigación la lleva a cabo la procuraduría general del Distrito Central de California junto con la Oficina de Investigaciones Delictivas de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), de acuerdo con un informe del miércoles de la Comisión de Bolsa y Valores.

Un representante de la procuraduría general se negó a comentar. En tanto, representantes de la FDA no respondieron la petición de comentario.

La divulgación de la investigación llega después que Chipotle Mexican Grill Inc. sufrió brotes de E. coli a finales de octubre y noviembre, a lo que le siguieron clientes enfermos en un restaurante en Boston en diciembre.

Esos casos recibieron mucho más atención mediática a nivel nacional que el incidente de California y, desde entonces, las ventas de la compañía cayeron.

Las ventas cayeron 14.6 por ciento en el último trimestre del año, lo que representa la primera caída para la compañía desde que se cotizó en la bolsa en 2006.

Es la caída más importante en la empresa desde que cmenzó a cotizar en la bolsa en 2006. Información de AP.

El mes pasado, Chipotle también dijo que ya no podía pronosticar tendencias en ventas dado los temores a alimentos y retractó su pronóstico para el 2016.

En su informe de control del miércoles, la compañía dijo que no determinaría ni predeciría la cantidad de cualquier “multa, penalidad u otras responsabilidades” a las que se podría enfrentar en relación a la investigación federal.

Un vocero de Chipotle, Chris Arnold, dijo en un email que la compañía no discute litigaciones en proceso, pero que colaborará de lleno con la investigación.

Redacción